martes, marzo 13, 2018

Día 28 (13/03) 40Bin40D

Llegué a la oficina y como había dejado pendiente un trabajo del día anterior, seguí haciéndolo. Estaba escribiendo con lápiz de mina y necesité mi goma de borrar. Tenía dos portalápices LLENOS de lápices y para buscar la goma tuve que sacar todo de adentro. No la encontré.

Esto gatilló un tremendo impulso de tener que deshacerme de todos los lápices sin uso. Saqué todos estos lápices que me sobran. Hay algunos promocionales, regalos de seminarios y otros que he ido adquiriendo por arte de magia. Los repartí entre mis colegas de la oficina. Sólo quedan 5 que buscan una mano que los quiera :D


Ayer publiqué la ropa que puse a la venta. No son muchas las interesadas, pero al menos algo se mueve. Hablé con una compañera de trabajo para llevarle mañana algunas prendas que tengo que pueden servirle a su hija, entre ellas, varios bluejeans y polerones. 

Regalé un set de autoadhesivos, libreta y carpeta a la hija de una colega. Es muy lindo, pero llevaba al menos un año en la casa sin uso y podrían pasar muchos más y seguirían guardados. 

En la tarde fue L. a la casa porque quería probarse un chaleco tipo poncho que tengo en venta. Conversamos harto rato de la vida y dietas restrictivas (enfermedades y alergias) y al final no se llevó nada. De todas formas, eso me permitió revisar otras cosas que tengo para vender y/o intercambiar mañana con mi colega. 

Tenía pendiente lavar la funda del futón, un chal, el cubrecolchón, así es que hice todo eso durante el fin de semana pasado y hoy los volví a poner en su lugar para no dejar temas pendientes por mucho tiempo.

Lo rico de estar en este proceso de orden y limpieza es que se contagia. Mi hija también quiere mejorar sus espacios, eliminar cosas de su clóset, modificar su pieza, entre otros. Esto nos ha ayudado a las dos a vivir de forma más armónica. Es increíble cómo el desorden produce un estrés que no logramos ver.

Les dejo una página para que me entiendan un poco a qué me refiero... (pincha sobre la foto)