martes, julio 10, 2007

Cuidado, un chanta puede ser su amigo

Advertencia. Todo lo que viene a continuación es una exageración. No hay resentimiento social de por medio. Ríase con tranquilidad cuando algo le parezca gracioso o se sienta reflejad@... Todos tenemos algo de chanta, no se avergüence de ello.



Chanta: Aquél individuo, sea hombre o mujer, que aparenta tener lo que no tiene y ser lo que no es, que siempre cuenta todo lo que hace, que trata de relucir por sobre los demás, generalmente en base a mentiras, patudeces o aires de div@… tiene un aspecto de seguridad absoluta que no se la cree nadie, y finalmente siempre sale pillado.

- El nuevo rico parece ser de “gran nivel” pero cuando habla o come se le arranca el roto que lleva dentro. Cree que gana estatus comprando toda la tecnología que ofrece el mercado, teniendo el mejor auto, ropa de marca y oliendo al patchulí más caro que exista.

- Es el que viaja y trae de recuerdo miles de chucherías para adornar la casa desde sombreros mexicanos, gaitas hasta artesanía que no sirve para nada, pero que dice “Recuerdo de …” y que se acomoda de manera poco indiscreta a la entrada de la casa en un mueble que está al borde del colapso con tanta monería encima.

- Toma un tour por la mayor cantidad de países posibles, para luego decir, “yo estuve ahí”. Tiene una infinidad de fotos, todas las que caben en la memoria de la cámara (o antes compraba 20 rollos de fotos) y después ni siquiera es capaz de recordar dónde las tomó.

- El chanta, con ese afán de tenerlo todo, compra a crédito hasta la comida del supermercado (tema a tratar más adelante, en otro post). Generalmente hace alarde de todo lo que posee y de lo que pretende tener en algún momento. La falta de humildad lo delata. A nadie, creo, le importa saber qué nuevos electrodomésticos hay en su hogar, ni cuánto gasta cuando come en un restaurant, ni cuántas botellas de copete se tomó durante el fin de semana, ni con cuántas mujeres ha salido el último mes, ni nada…

- La mujer chanta, reniega el lugar donde estudió su enseñanza básica y media, utiliza un espanglish del tipo “oh my goshh”, “don’t worry” o “darling”, “mi amor”, “querida”, entre otros. Huele a perfume caro (aunque sea imitación), su pelo es rubio y sus ojos celestes aunque sus fotos de niña revelen que en “el fondo” es morena y de ojos café. Se inventa idas diarias al gimnasio, a la peluquería, al manicure, y se encierra en la casa unos 3 horas y pide que digan que no está para que nadie sepa que realmente no es cierto.

- Para navidad adorna la casa con todos los artículos disponibles en el mercado, incluyendo cortinas ad hoc, pascueros que bailar y cantan, velas de múltiples tamaños, figuritas, serpentinas, pesebre tamaño natural, luces para los árboles del patio, etc.

- Al chanta le encantan las reuniones sociales. Le gusta conversar de él, ser autorreferente. Ser el centro de atención. Se ríe a carcajada limpia para que noten su presencia. Tutea a los meseros y los trata de “amoroso”, “ey niño”, “lolito”, “m’hijo”…

- Si no tiene auto, se lo inventa. Hace como que lo estaciona a varias cuadras y llega contando que no encontró nada cerca cuando llegó, cuando se percata que hay 4 estacionamientos disponibles en la entrada del lugar de reunión.

- Se pasea con el carrito de supermercado lleno de centollas en tarro, vinos, langostas, y después lo deja botado y termina compra arroz, vienesas y un jugo yupi. Jajaja. (como la canción de Joe Vasconcellos).

- Es muy bakán... Camina con los brazos abiertos, habla con la papa en la boca, se jura mino. Onda Johnny Bravo. Y habla puras estupideces. El jote chanta se reconoce porque usa piropos repetidos y clásicos como: “Qué hace una mujer como tú en un lugar como éste”, “Qué hizo Costa para que los bombones caminaran” y todos aquellos que ya todos conocemos…

Ahhhh, lamentable debo reconocerme chanta porque hablo en espanglish. Apuesto que más de alguno de ustedes cae en la categoría chanta. ¿Y qué? Es cierto que todos tenemos algo de chanta...

25 comentarios:

  1. No me reconocí algunos aspectos chantas, pero es pa' peor, pues soy muy pelusón, torrante y quizás qué más.
    Ahora bien, es probable que otros aspectos chantas no tocados tenga y en abundancia. Pero no profundizaré en ellos pues "tan" masoca no soy...al menos a estas ahoras.

    Y sí, mucho de lo señalado suele verse bastante seguido. Cosa clara y no tanto a veces, cuando se forman extraños clubes sociales no reconocidos de ellos....un lujazo para observar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Puedo decir que no me identifique con ningún ítem..
    Recuerdo cuando estudiaba en el liceo y luego en el instituto, no faltaban los personajes, digno de análisis..

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja, estaba leyendo tu chat.. Que entretenido, tienes un admirador que te quiere ver en pelota jajajajaj..
    Deberias sentirte "privilegiada" por tremendo piropo jajajajaj ;)

    ResponderEliminar
  4. Me rei bastante con el post. No se si al 100% pero todos creo que hemos caido (unos más, otros menos) en el tema de ostentar lo que tenemos. Bueno, todos tenemos algo de chantas, de guachacas, y de otras cosas más. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Debo ser de una especie rara, porque no tengo NADA de lo que dice el post...

    ResponderEliminar
  6. Hola Lore: buenisimo el post, conozco a muchos asi, lo bueno es que yo soy todo lo contrario, siempre me tiro para abajo en todo.

    En realidad no sé si será tan bueno, pero soy super simple.

    Un abrazo,

    María Paz

    ResponderEliminar
  7. Supongo que todos alguna vez hemos caido en esa categoria de chanta, en este momento no me reconozco con ningún punto, pero despues de 26 años de vida mas de alguna vez se ha caido en algo de eso.

    Entrete el post.


    Saludos Lore!!!!

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja
    Jajajaja

    Buena buena, pero los más chantas creo que son aquellos hombres que, por quedar de 'clevers', caen en la mentira de inventarse amoríos y esas cosas.

    Y en la U el chanta más común es (al menos en mi carrera) el que te recita la materia enteray después se saca un uno (habilidades persuasivas, les dicen)


    Cariños, doña Lore.

    ResponderEliminar
  9. Entretenido tu tema.
    No me reconozco entre tus categorías (menos mal), pero algo debe tener, si nadie es perfecto.
    Los hombres chantas me caen pésimo, y lo peor es que les nota altiro eso de los piropos mil veces repetidos. Por un lado eso es bueno, se descartan inmediatamente...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. habría que hacer la distinción entre el individuo completamente chanta, en el cual el ser chanta es parte integral del ser, y las actitudes chanta,las cuales todos en determinado momento hemos caído, conciente o no.

    Saludos ¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  11. jajajajja
    yo quiero un chanta porfis quiero un chanta ( me salen puros pernos pavos) es mejor aparentar creo yo jajaja

    ResponderEliminar
  12. =) Los chantas.. En realidad, no estoy dentro de tus categorizaciones... Pero como dicen... Nadie es perfect@.
    He visto casos de chantismo patológico, y caen dentro de lo patético, eso de aparentar auto, de inventarse historias... Sólo son un reflejo de la sociedad de apariencia en la que vivimos.
    Bueno, me despido porque tengo una reu a las 8.30, a todo esto no soy profe, soy psicóloga educacional. =)

    Gracias por pasar por mi blog, y si llego inspirada a la tarde, subiré algo nuevo... y que aún no tiene ni pies ni cabeza!

    Saludos!

    Mae

    ResponderEliminar
  13. A mi los chantas... me dan pena, son patéticos... lo peor de todo es que nunca pasan piola, yo no se la compra a nadie a menos que sea testigo presencial de los hechos...

    ResponderEliminar
  14. Hola, estoy de visita. Pasaba por aquí y me quedé con lo de las mujeres chanta, me acordé de algunas personas y creo que tendré mas cuidado con quien me relaciono.
    Pd: hace poco empecé con mi blog, a sido dificil, tengo tantas ideas pero todavía me siento algo tímida.
    Saludos y suerte en la U.

    ResponderEliminar
  15. que ilustrativo... la verdad cuento solo cuando preguntan, y me bajo el perfil con los que solo quieren copuchar pa puro tener tema de conversacion, igual , uno cae de pronto en el arribismo en algun ambito de la vida, material o intelectual, y se siente medio diferenton por conocer un ciudad o un autor x y otro no, pero son las menos, me rei mucho con tu post.
    buenisimo,

    ResponderEliminar
  16. Je, je.
    Sobre el asunto ese de la gente que compra puras cosas caras y llena el carro del supermercado, para luego irse con arroz y vienesas, no es la primera vez que lo escucho. Sin embargo, creo que es un mito urbano. Nadie puede ser tan chanta. Aunque tal vez... recuerdo historias de mediados de los noventa, de gente que andaba hablando por celulares de mentira y todos los vidrios del auto cerrados, en pleno verano y sin aire acondicionado.
    J.C.

    ResponderEliminar
  17. Me parece que los peores chantas son los que dicen tener educación y, en los papeles, la tienen...pero en la persona se nota a la legua que no. Para personajes como ellos va la canción de Joe Vasconcellos "La Funa".

    Aunque claro, si se trata de reconocer pecadillos...me reconozco bastante auto-referente por momentos (aunque no es fácil encontrar un Blogger que no lo sea).

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  18. chuta, que lata, me pillaste, soy chanta.
    Que estes bien.

    ResponderEliminar
  19. jojojoj.....q me rei con el post....muy chanta por lo demas...jajajaaj....bueno, a modo de aporte podríamos decir que la mujer chanta es africana, porque tiene raíces negras (q fome!), que el chanta en gral. dice q estudió en algún colegio con nombre de santo (ej. San Esteban, San Patricio, etc), o con nombre inglés... además el chanta habla como con el hocico medio pal lao, medio fruncido, arma tremendos carretes y no llega, usa ropa taquilla rebuscada en los fardos de ropa americana (a veces en los fardos aparece una que otra polerita polo, o lacoste (o yacaré), o simil)...en fin....creo q algo de chanta tenemos todos, pero hay algunos pelmazos que se constituyen de principio a fin en chantas...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  20. Creo que los más chantas son los que niegan sus origenes. Hay gente que incluso se averguenza de sus padres, porque estos no tuvieron educación o simplemente porque son pobres.
    Inventarse una vida no sólo es chanta, es PATÉTICO.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. de verdad existe gente así ? tienes amigos así ?

    o bien soy de otro planeta o no sé, pero no conozco a casi nadie así.

    en todo caso jocoso. jo jo jo je je je.

    ResponderEliminar
  22. clap clap clap clap increíble jajajajaj pero ser hijo de un ssshanta te deja grandes lecciones... he pasado verguenzas en todos lados y me recaté pesáo!!! jajajaj asumo mi condición de clase-media sin tapujos y de verdad ke no tengo auto (ni me interesa) jajajajaj y basta de ser autorreferente, pero es imposible al hacer un comentario, salvo que comente el tuyo claro está!! jajajajaja es cierto, los chilenos somos chantas, pero hay otros vecinos peores... me cargan los agrandaos, los con la chequera llena de tarjetas y sin un veinte... pa ke hacen eso? mentirse uno mismo?? nunca lo he logrado descifrar... debe ser algo relacionado al intento de ser mas, de ser reconocido como mas, pero acaso no poder demostrarlo no les crea un sentimiento de estupidez? a mi me da verguenza ajena... jajajajajaj

    Saludos,

    ResponderEliminar
  23. cuanta maldad en este blog...

    ResponderEliminar
  24. No pude dejar de copiar y pegar en mi blog....
    gracias!

    ResponderEliminar