lunes, abril 03, 2006

La lucha por ser flacas (o flacos)



La necesidad de sentirnos parte, de entrar en un grupo, de ser valorados, de creer que tenemos algo que dar a veces puede llegar a ser excesiva... es posible que nuestra vida sólo gire en torno a la apariencia, lo superfluo, lo externo... y finalmente se vuelve más importante el papel de regalo que el regalo en sí...

Cuando llegamos a este exceso es cuando la soledad se apodera del ser. Ya no importa si estamos rodeados de buenas personas, no basta con ser exitosos en el trabajo o los estudios, tener una linda familia... nada basta.

Aparece un sentimiento encontrado con la autoestima y se desvirtúa el concepto de superación continua. Nos vemos lindos, extrovertidos, llenos de vitalidad, muy seguros de nosotros mismos... ¿pero qué hay adentro? Mucha inseguridad de no gustar al resto… aunque ya tengamos un cierto “status” (y lo pongo entre comillas para que no se lea exactamente como eso) parece que no basta con eso… ¿pero qué queremos lograr entonces?


(una foto mía de yapa)

Y la tele, las revistas nos vende modelos de personas que jamás lograremos llegar a ser a menos que nos sometamos a un bisturí y nos cambiemos por completo.
Porque somos así, tal y como somos. Quizás esos kilos de más no deberían estar ahí, si no nos gustan se hace el esfuerzo y se bajan…

y aquí viene el tema… fuerte tema, incomprendido por la mayoría de las personas, pero que ocurre más a menudo de lo que cualquiera puede creer…

¿Qué pasa cuando esas ganas de ser delgados se vuelven en una adicción… ?

Fanatismo por el gimnasio, dietas absolutamente restrictivas, aspectos de cadáveres en mujeres… Esas obsesiones se vuelven tan grandes que derivan en enfermedades como la Bulimia y la Anorexia. Dos enfermedades muy similares en cuanto a consecuencias posteriores pero con síntomas e indicios absolutamente diferentes…

Es clásico el hacer la broma: “oye estás súper flaca, estás anoréxica”… si fuera cierto que la persona sufre esta enfermedad, no va a contarlo por ningún motivo… lo mismo que con la bulimia que es más escondida aún, porque no se nota.
En general estas dos enfermedades se dan en sectores económicos medios y altos, y sobretodo en mujeres jóvenes entre la adolescencia y los 30 años.

La anorexia se define como una enfermedad mental que consiste en una pérdida voluntaria de peso, y un intenso temor a la obesidad. Dentro de los síntomas existe el absoluto rechazo a mantener un peso por encima del mínimo necesario para la estatura, lo que conlleva a veces a estados de extrema delgadez. Siempre existe esa sensación de estar gordo, sobretodo a la altura de la panza.
Paradójicamente una persona con anorexia se enferma menos, tiene menos posibilidades contraer un resfrío, duerme mucho menos y tiene en general buen rendimiento académico… pero se vuelve irritable y tiene un comportamiento de aislamiento social… las ojeras se divisan a 20 metros de distancia…

Por otro lado, la bulimia es un trastorno mental que se caracteriza por tener episodios de atracones de comida o bien comer grandes cantidades de comida en un corto espacio de tiempo debidos a unos irresistibles e incontrolables deseos de comer, los que se siguen siempre de conductas para evitar un aumento de peso, como son los vómitos autoprovocados o uso y abuso de laxantes.

A diferencia de la anorexia, los cuerpos no son esqueléticos y se mantienen en un rango razonable de peso. Puede acompañarse de depresiones o estados de pena excesiva y amenaza de suicidio, lo que conlleva a un falta de autoestima severa y sensación de soledad.
La anorexia tiene tratamiento médico más corto que el de la bulimia. Esta última se complica porque es difícil de detectar y siempre existe la negativa de la “enferma” a reconocer su enfermedad.

Sería interesante que se conversara más el tema… Ser bulímica o anoréxica no implica estar loca, ni ser tonta, como he escuchado decir… Este prejuicio es un gran problema para una persona enferma, ya que no asume su trastorno por miedo a ser enjuiciada de algo que no es en realidad…

Es difícil entender por qué se producen estas dos enfermedades… cuáles son los gatillantes para que se generen estos trastornos tan severos. Porque cuidar el cuerpo y verse bien está bien… pero ¿cuáles serán los detonantes para que una persona decida provocarse vómitos por ejemplo? Una vida familiar alejada, en algún grupo social… Soledad... ganas de ser reconocido... La falta de afecto está produciendo en los jóvenes diferentes trastornos, como ya lo dije en otro post, el alcohol también está entrando de forma agresiva en las vidas de cada uno... no se trta de un problema menor...