lunes, marzo 13, 2006

Alcoholizados

Tomarse un trago, ya no se reserva para el carrete del fin de semana.

La promo (botella de pisco + bebida de litro y medio) que se compraba para el carrete de la noche se ha complementado por la cerveza en la tarde. Y no sólo para la tarde del sábado, sino que puede ser lunes, martes, miércoles… da lo mismo.
Un día cualquiera aproximadamente desde las 4 de la tarde, es fácil encontrar en los diferentes locales de expendio cervezas a muchos jóvenes con SED.

Dada la demanda de lugares para que los jóvenes puedan reunirse en torno a la botella café transparente, se han instalado distintos sitios, con diferentes tipos de ambientes y con cerveza a diferentes precios. Dependerá del gusto de los consumidores el lugar idóneo para ir a beber.

Existe el sitio donde puede jugar pool mientras disfruta de una helada cerveza, si prefiere puede disfrutar de los partidos de la copa europea en pantalla gigante. Otros tienen mesas al aire libre donde ni siquiera se escucha música, sólo los murmullos de los jóvenes. Otro parece una discothèque, tanto así que a las 7 de la tarde empiezan a tocar música, se despeja la pista, y los lolitos se ponen a bailar desenfrenados…
Se puede encontrar el local estilo bohemio, estilo minimalista, el cromado, el desordenado con mesas rojas y sillas blancas… cuando falte alguna silla puede sentarse en una java de cerveza y nadie le dirá que no puede hacerlo… en otros se permite fumar marihuana… y otros que simplemente parecen un antro de la perdición.

La demanda por sitios donde tomar cerveza es alta. Generalmente el acompañamiento son las papas fritas, maní, sopaipillas o souflés en bolsa. Y los infaltables cigarrillos.

Como dato rossa, se está volviendo una costumbre que en Concepción, a partir del día jueves, los jóvenes – considero en este caso estudiantes de enseñanza media y universitarios – vayan a “tomarse” la U. de Conce durante la tarde. Dado que el Campus es abierto al público, no tiene rejas y cualquier persona tiene acceso a pasear en él, éste se llena. Es tanta la cantidad de gente que los guardias no dan abasto para echarlos y dan por perdida la batalla y los dejan. En ningún caso han recurrido a Carabineros para desalojar el Campus.
Y no sólo se ve cerveza. Grupos de jóvenes se pasean libremente con bolsas con la “promo”, los vasitos plásticos y la bolsa de hielo.

Por lo visto no se puede carretear sin alcohol. No se puede tener una reunión de amigos sin recurrir al copete. No se puede encarar a una persona del sexo opuesto sin haber bebido algo antes. Resulta casi inconcebible ir a un pub en la noche y no pedir un trago. Carrete sin alcohol ¿qué es eso?

Lamentablemente, gente cercana a mí no tiene el control suficiente para decir “esta vez no tengo ganas de tomar”. El alcohol a veces borra la conciencia. Se dicen cosas que no se quieren decir. El alcohol nos hace valientes, nos desinhibe… pero ¿hasta qué punto queremos soltarnos las trenzas?

Por ahora parece todo controlable. “Yo no soy alcohólic@”. Creo que ni siquiera nos planteamos la posibilidad de serlo… “eso le pasa a los viejos”… “no seas exagerado”… La cirrosis hepática se está dando en jóvenes de 25 años… estamos demasiado alcoholizados (me incluyo).
Es más, desde la adolescencia se está viendo que los niños beben. Niñitas de 12-13 años curadas en las fiestas, al igual que sus pares varones. Y eso es séptimo y octavo básico. Obviamente, si se empieza la ingesta de alcohol a temprana edad, el organismo a temprana edad pasará la cuenta…

Es un tema complejo que ha de ser abordado. He estado pensando últimamente en esto… No soy ajena a lo que sucede. Yo también carreteo… pero crucé la barrera, y ahora estoy mirando desde afuera. Es fuerte darse cuenta que estamos alcoholizados y que nos hemos vuelto dependientes de la promo cuando salimos a carretear, que no se puede ir a bailar sin haber “entrado en calor”, que no hay carrete sin copete…
Nadie se cuestiona cuántas neuronas podemos estar matando cada vez que ingerimos alcohol. A veces nos miramos la guata y decimos que por culpa del copete… efectos físicos más que eso, no vemos…
El efecto alcohol en los jóvenes se viene heavy. Y por eso quizás nos ríamos tanto con el famoso Ruperto… porque es un personaje que nos parece conocido.


*********

Leyendo en Internet encontré un pequeño test. Basta que una de estas afirmaciones nos identifique para empezar a preocuparnos… ufff

1. Cuando consideras que tomar en exceso es un logro y demuestra valentía.
2. Cuando mientes acerca de tu forma de beber (sólo llevo dos).
3. Cuando te pasas las bebidas de un sólo trago.
4. Cuando empiezas a beber por las mañanas.
5. Cuando has tratado de dejar de beber y has fracasado en el intento.
6. Cuando ha empezado a bajar tu rendimiento en la escuela o el trabajo.
7. Cuando bebes a solas y no con amigos o en reuniones sociales.
8. Cuando bebes porque tuviste algún problema o te enojaste con alguien.
9. Cuando ya has estado en problemas a causa de tu forma de beber.
10. Cuando aseguras que puedes dejar de tomar en cualquier momento a pesar de que sigues tomando en gran cantidad.
11. Cuando bebes cada día un poco más.
12. Cuando piensas que sería mejor si no tomaras y no haces nada al respecto.

Complicado… porque a mí tampoco me gusta salir sin tomarme un traguito… la gracia es saber cuándo y cuántos… AUTOCONTROL…

Si quieren leer más, pincha aquí y aquí