lunes, diciembre 04, 2006

Esas pequeñas grandes cosas...

"Todos los días, la vida es algo nuevo…
Todos los días, pequeñas grandes pruebas…
Lo podemos lograr,
lo podemos lograr
Si encontramos la fuerza
para vencer y para avanzar
Todo lo que queremos,
con esfuerzo y con la ayuda
De esas pequeñas grandes cosas
que nos llevan a triunfar…"
Chilen@ que no conozca esta canción es porque se perdió la mitad de su vida
Crecimos escuchando esta cancioncilla en los comerciales de un yogurt y viendo al chiquito que quería aprender a andar en bicicleta que finalmente podía solo, viendo al futbolista frustrado logrando hacer su mejor gol y no sé si me lo estoy imaginando o es un recuerdo, pero también había alguien que quería aprender a patinar… Estas imágenes que daban a entender que, por más que sintamos que no podemos, con entusiasmo y sobretodo con mucha práctica es posible lograr lo que nos proponemos…
Hoy me encuentro en una situación así… siento que han valido la pena mis esfuerzos… debo confesarles que este fin de año viene con muchas alegrías y triunfos…
Hasta hace algún tiempo sentía que mi vida, por más rosa que se viera, era bastante gris en mi cabeza.
El comienzo de año, para quienes recuerdan esos posts de enero (y que borré) fue terrible... un año nuevo memorable por lo triste que fue para mí, un febrero cargado de ilusiones que en marzo de desplomaron… y un marzo que me abría las puertas a una nueva propuesta, a un nuevo desafío… enfrenté a través de muchas discusiones a quienes necesité conveniente y ya en abril, a pesar de que llegaban las primeras lluvias torrenciales, me di cuenta que mi año empezaba bien… tarde, pero bien…

Mirando hacia atrás, en diciembre, siento que el camino recorrido ha sido muy seguro. De a poco voy viendo iluminado mi futuro, con mejores proyecciones (me queda un semestre de ramos y comienzo mi memoria), empiezo a notar que las arrugas de mi frente se van formando por largas horas trabajando frente a un PC, veo que mi rating en Blogalaxia ha ido bajando por mi falta de reciprocidad con Ustedes, veo que la pesa marca menos que a comienzo de semestre producto de almuerzos olvidados, siento que mi cuerpo pide descanso día por medio…

A pesar de todo, siento que he cumplido con lo importante… con preocuparme de vivir de forma íntegra mi vida, y no la de los demás, con pensar en hacerme feliz yo misma, a mi hija, en haber hecho el esfuerzo de ser menos demonio y más persona menos diva y más mujer. He aprendido a darme cuenta que no valgo por lo que yo me crea, sino que valgo por lo que realmente soy… una mujer con ganas de salir adelante todos los días de mi vida…
Por ello, no olviden…
"Todo lo que queremos, es posible lograrlo
con esfuerzo y con la ayuda
de esas pequeñas grandes cosas
que nos llevan a triunfar…"