jueves, septiembre 14, 2006

Ramadas, wevones, pacos, copete tiquitiquití

Ayer fue la Ramada de la Universidad de Concepción. Toda la gente fue obligada a estar dentro de cierto perímetro no permitiéndose durante gran parte de la tarde la entrada al recinto la entrada de personas que no fueran alumnos de la Universidad. Hubo un gran despliegue de guardias, estaban ubicados en cada una de las posibles entradas al Campus. Han de saber que el recinto es abierto por todos sus límites. Es una de las pocas Universidades que no tiene rejas. En todo caso, de vez en cuando se veía correr masas de personas entrando "a la maleta".


Esta semana comenzó con los desmanes de un montón de pelotudos que justifican sus ansias de vandalismo en una fecha que para muchos de nuestros compatriotas es bastante dolorosa, para otros es motivo de celebración (aún) y para nosotros que no vivimos el Golpe, más que sentir el dolor ajeno no debería producirnos nada más que hacernos razonar que hay situaciones que no se debn volver a repetir. No quiero empezar a hablar del Golpe de Estado porque no es la idea, pero siendo objetiva, quizás era necesario mejorar el orden público de la nación, pero el exterminio no es el mejor aliado...

Septiembre, mes de la Patria.

Y sigo con la historia de los imbéciles que destruyeron locales comerciales, señalética... la niña que recibió una bala en la cabeza producto de la repartija de balas en Villa Francia, la gran cantidad de carabineros heridos porque a unos manifestantes sin muchas razones se les ocurre apiedrarlos y odiarlos sólo porque son pacos.

Ser Carabinero debe ser harto penca en este tipo de situaciones. No pueden pegarle a un delincuente porque atentan contra sus DD.HH. Si son muy bruscos al detener a un encapuchado los tratan de abusadores, si no se enfrentan a quemarropa contra un vándalo es posible que les disparen y antes, si no sacrifican su vida por defender el orden público entonces se dice que los pacos no hacen nada... Es una tarea dura...
Anda tú a ordenar el tránsito un día de lluvia en invierno...
Anda tú a pararte en una esquina a cuidar el paradero de micro durante más de 4 horas con frío y dolor de espalda en la noche...
Anda tú a hacer el trabajo del paco... es harto penca tratar de hacer la pega y que siempre te encuentren todo malo...
Se entiende que a veces se les pasa la mano y que hay pacos que en realidad abusan del poder en ciertas ocasiones, pero no todos son así, y mal que mal, es su pega po!

Y los torrantes que se dedican a destruir todo.

Nuestra Universidad es hermosa. El Campus da para envidia de muchos. Es un lugar que se llena de niños el fin de semana, recibe sol durante gran parte del día, tiene gran variedad de árboles y flores. Los que la sentimos nuestra no destruimos sus paisajes, no rompemos nuestras bancas, no rayamos sus paredes, no botamos basura en el suelo... Nosotros la cuidamos.
Lamentablemente, el Arco de Medicina es el ícono para los manifestantes. Cada vez que hay llamado a paro, a marcha y/o alegatos varios nuestra universidad de se ve afectada... pastelones quebrados, vidrios rotos, todo el paisaje envuelto en una nube de gases lacrimógenos, paredes rayadas con mensajes que se repiten año tras año y el escudo de la Universidad rayado con el típico signo $ o A (de anarco).

Y las ramadas de las que hablaba...

Estuve gran parte de la tarde metida entre la masa de gente que bebía.
Hice un break porque mi Fran tenía una presentación de bailes típicos en un gimnasio de la U. Lindos los cabros chicos... la Fran vestida con traje de la Tirana se lució.

Y volví a la turba... mala música. Lo que menos se debe escuchar en una fonda es reggetón o hiphop... lo que más se escuchaba eran estos dos estilos musicales. Escuché dos cuecas en toda la tarde.
Habían contratado a unos grupos musicales, que entre bossanova y sonidos caribeños no lograron mover a la gente... Mala la amplificación... problemas con los enchufes, se escuchaba mal.
Las cuecas venían envasadas... en realidad una fiesta de pura tomatera. Sonaban vidrios por todos lados. Volaban latas y botellas a ras de piso. Harto jugoseo... Somos una generación que vive en torno a la piscola y a la cerveza, al cigarro compartido y al olor a pasto... se quemaba harta hierba... una mezcla de olores entre choripán, cigarro, fruta, hierba y copete... así son las ramadas de nosotros, los jóvenes. No puedo excluirme, porque reconozco que me gustan las masas (siempre y cuando sepa que hay gente conocida cerca), aunque ya no soy ni tan tóxica ni tan reventada como alguna vez pretendí... la edad como que obliga a ser más fome ajajja... pero filo, lo paso bien igual.

Disfruten estas fiestas patrias... como dicen por ahí SI VAS A BEBER PASA LAS LLAVES... pero las del auto, no de tu casa, no sea wevón y no se deje engañar.

Y algunos consejos que no están de más:


- Al ponche le ponen agua.
- La carne de los asados lo más probable es que sea tapapecho.
- Las longanizas no van a ser de Llanquihue.
- Pifie cuando escuche reggetón o hiphop en la fonda.
- Bailar cuenca es fácil, así es que no diga que no sabe bailarla... por último invente.
- No use hilo curado para encumbrar volantines.
- El bicarbonato (o sal de fruta) es bueno para la guata (la caña jeje).
- Sepa que va a engordar y después no se queje...
- Y duerma harto porque va a necesitar estar descansado para empezar a carretear al día siguiente...

Felices Fiestas... !!!!!