lunes, marzo 20, 2006

Autoanálisis

Dadas las circunstancias y acontecimientos que he tenido que vivir debido a desórdenes planetarios y faltas de lucidez... Penas, amarguras... no tienen cabida en mi mente... sólo miro hacia adelante con el espejo retrovisor opaco... en algún espacio del tiempo quedó mi andar... ahora semáforo en verde dice: SIGA... y apúrese que hay vehículos que también deben avanzar...

Me cabeceé horas pensando en preguntas que deberíamos saber responder para ser felices. Por lo menos para mí estas son importantes... No es sicología, no es copiado de ninguna parte... Estudio Ingeniería, pero no soy cuadrada como podrían llegar a creer...


Futuro... ¿Qué hay en ti?
¿Qué quiero?
¿Qué espero?

Preguntas algo vagas. Las preguntas a plantearse, en realidad, deben poder tener respuestas claras y concretas, que sean posibles de responder con tiempo… hacerse un autoanálisis y entender que teniendo claras algunos aspectos de la vida, ésta se puede llevar de forma más simple y tranquila.

¿Qué es lo que quiero lograr haciendo lo que hago?
Enfocada principalmente a qué se quiero hacer cuando deje de estudiar, o si quiero permanecer siempre en la misma pega, si me gusta hacer nada, etc. o también si veo que en realidad lo que hago no me gusta, para dejar de hacerlo.

¿Cuáles son mis aspiraciones en la vida?
Platearme objetivos y metas generales y específicos (lo hice en el post de mi cumpleaños).

¿Por qué me relaciono con ciertas personas y con otras no?
Relacionado con qué es lo que las hace atractivas para mí y por qué las otras me producen rechazo.

¿Qué espero de mi pareja?
No que sea cariñosa ni que me haga sentir acompañada, sino qué espero compartir con ella, cómo quiero o me gustaría que reaccione en situaciones adversas, cómo quiero que se comporte en X situación… Va sobretodo en compartir principios y valores de vida... compartir ciertos tipos de señales... que existan coincidencias...

¿Qué es lo que me gusta de mí?
Buscar mis virtudes y tratar de potenciarlas. Nadie es perfecto, todos tenemos yayitas, pero reconocerse los defectos y tratar de mejorarlos puede ser de gran ayuda.
Justo ahora me creo super top, estoy jugando a andar de mina por la vida... celibato será mi amigo durante un tiempo... FUCK

¿Cuál ha sido el peor error que he cometido?
Para tratar de que nunca más ocurra. Si tiene que ver con algún arrebato o mala conducta, mejorar ese aspecto, moderar el genio… autocontrol.

¿Cuál ha sido mi mayor logro?
Es difícil pensar en el mayor logro… da para rato. Porque hay varias etapas en la vida que son importantes… destacar el mejor.

¿Qué experiencia me gustaría repetir? Y ¿por qué?
¿Qué episodio me gustaría eliminar por completo de mi memoria? Y ¿por qué?
¿Qué necesito cambiar de mi vida para sentirme plenamente feliz?
¿Qué es lo que desconozco de mí?
¿Qué situaciones me hacen perder el control?
¿Cuántas líneas hay en la palma de cada una de mis manos?


¿Cuánto valoro mi vida?
¿Cuánto puedo hacer que dependa de otra persona?
¿Cuánto me cuido?
¿Hasta cuando puedo dejar que una pena me amargue?

Estamos viviendo día a día sin pensar mucho en nosotros mismos. Son pocas las personas que se detienen a analizar cada paso que dan, pocas personas tienen poder de autocrítica, y más aún, a mucha gente no le interesa autoanalizarse.
Me declaro autocrítica, autoanalítica… aunque a veces se me pasa la mano y me exijo más de la cuenta.
Es necesario de vez en cuando plantearse temas de conversación con nosotros mismos, esos temas personales que no tocamos ni siquiera mirándonos al espejo. Es importante meditar (y no me refiero a hacer Yoga o Tai-Chi) y hacer una reflexión en cuanto a nuestro actuar diario, doméstico para luego profundizar más en nuestro actuar social, en nuestra forma de relacionarnos con las demás personas. Pero siempre pensando en nosotros mismos primero, por sobre los demás.

Mirar hacia adelante... siempre... pero sin perder la visión panorámica... que es lo que nos hace parte de este mundo... pero sin olvidar el pasado... El Efecto Mariposa actúa cada segundo de nuestras vidas... por ello no me pierdo más un segundo... no quiero darle tiempo al tiempo... quiero que el tiempo me lo devuelva...