martes, julio 25, 2006

Cáncer de mama y el auto-examen

Con la muerte de Soraya, las mujeres recibimos un golpe fuerte... y no porque ella fuera ídola ni nada de eso (por lo menos no para mí), sino porque era una mujer muy joven que contrajo cáncer de mama y que, luego de una fuerte lucha, falleció en manos de esta enfermedad desastrosa. Durante el tiempo que le quedó de vida se preocupó de hacer campañas para informar cómo prevenir esta enfermedad que a pesar de que es tan fácil de detectar, lamentablemente mata a miles de mujeres cada año... (Los hombres también pueden sufrir esta enfermedad, pero la probabilidad es muy baja)
Ya no puedo pensar que no me puede pasar a mí... a cualquiera le puede ocurrir... Es hora de poner atención y empezar a informarse como corresponde.

El cáncer de mama es una enfermedad que puede desarrollarse en una o ambas mamas y consiste en un crecimiento anormal y desordenado de las células de este tejido. Es el tipo de cáncer más frecuente en las mujeres y se han diagnosticado más de 700 mil casos anuales a nivel mundial.

La mama está constituida por glándulas, conductos, tejido graso y muscular. Estos dos últimos dan consistencia y volumen al seno. La mama contiene un número variable de entre diez y veinte lobulillos responsables de producir la leche materna y otros tantos conductos excretores de leche que desembocan en el pezón. Los lobulillos se encuentran conectados entre sí por unos tubos, conductos mamarios, que son los que conducen la leche al pezón en periodo de lactancia.

Estas glándulas (o lobulillos) y los conductos mamarios están inmersos en el tejido adiposo y en el tejido conjuntivo que, junto con el tejido linfático, forman el seno. El músculo pectoral protege la mama junto con la piel.

El sistema linfático está formado por recipientes y vasos o conductos que contienen y conducen la linfa (líquido incoloro formado por glóbulos blancos, en su mayoría linfocitos). Estas células reconocen cualquier sustancia extraña al organismo y liberan otras sustancias que destruyen al agente agresor.

Si se divide el seno en cuatro partes es posible observar que la mayor parte de los conductos está localizada en el cuadrante superior izquierdo de la mama, es decir, más cerca de la axila y es en general donde se producen la mayor parte de los tumores malignos. El crecimiento y extensión del cáncer de mama depende del tipo de células malignas que lo compongan. También hay una gran variación en la tendencia a ramificarse que tiene este tumor.

El cáncer de mama se clasifica por "etapas", de acuerdo al tamaño del tumor y la extensión a los ganglios linfáticos y otras partes del cuerpo.
En la etapa uno es cuando es posible curarlo casi en el 95% de los casos. El cáncer es pequeño, limitado sólo a la mama y sin extensión a los ganglios y otros órganos. Las probabilidades de curación no son tan altas en etapas más avanzadas.

Sin embargo, con los tratamientos oncológicos actuales, existen mayores posibilidades de supervivencia.

Es recomendable examinarse los senos una vez al mes. La fecha ideal es una semana tras el inicio de la menstruación, para que la congestión fisiológica a la que se encuentra sometida la mama por el estímulo hormonal haya desaparecido. (Durante el período pre-menstrual las mamas suelen estar endurecidas y dolorosas).
Si no tienes la menstruación por estar embarazada o por cualquier otro motivo debes elegir un día fijo de cada mes que sea fácil de recordar para ti.

¿CÓMO PRACTICARTE EL AUTO-EXAMEN?

Frente a un espejo, observa tus senos, primero con los brazos colgando libremente, luego con las manos presionando la cintura (esta maniobra contrae el músculo pectoral) y finalmente elevándolos por encima de la cabeza. Observa tus senos para detectar:

. Diferencias entre una y otra mama.
. Alteraciones en el tamaño, en la forma en el contorno de cada seno (bultos, durezas, retracciones del pezón).
. También observa la piel para ver si presenta ulceración, eczema, etc.

¿Existe alguna alteración en la mama, modificación en la piel, o en los pezones?

PALPACIÓN A


- Debes realizarla acostada porque en esta posición los músculos están relajados y se facilita la palpación.
- Si vas a examinar la mama derecha primero debes colocar una pequeña almohada bajo el hombro derecho, a su vez el brazo de este lado debes elevarlo y situarlo detrás de la cabeza a nivel de l
a nuca.
- Después, con los tres dedos centrales juntos y planos de la mano izquierda, realiza movimientos concéntricos o espirales alrededor de la mama, presionando suave pero firmemente con las yemas de los dedos y efectuando movimientos circulares en cada punto palpado, desde la periferia de la mama hasta el pezón, y en el
sentido de las agujas del reloj.




PALPACIÓN B

- Luego realiza movimientos verticales, para ello desplaza la mano para arriba y para abajo, cubriendo toda la mama.
- Después, realiza los movimientos de cuadrantes, en los cuales la mano se desplaza desde el pezón, a la periferia de la mama y se regresa, hasta cubrir todo el s
eno.


PALPACIÓN C



- En la misma posición debes palpar la axila correspondiente a la mama que estás explorando, para descartar la aparición de bultos; para ello desplaza la mano a lo largo de toda la axila realizando movimientos circulares de la mano en cada posición, la presión que hagas con los dedos debe ser levemente mayor que en el caso anterior.



PALPACIÓN D



- En esa misma posición debes realizar la palpación de la aureola y el
pezón, presionando el pezón entre los dedos pulgar e índice. Observa si al presionar existe algún tipo de secreción. También levanta el pezón junto a la aureola para comprobar si existe buena movilidad o adherencia.

Si se presentan nódulos, cualquier tipo de secreción proveniente del pezón u observas alguna alteración de la piel de la mama o el pezón, podría tratarse de una alteración benigna. Sin embargo, será necesario que acudas al médico para salir de las dudas.

FACTORES DE RIESGO

. Primera menstruación muy temprana (antes de los 12 años)
. Menopausia muy tardía (sobre los 55 años)
. Mujeres sin hijos, o nacimiento del primer hijo después de los 30 años
. Estrés
. Exposición a radiaciones ionizantes
. Vida sedentaria
. Dieta rica en grasas
. Consumo excesivo de alcohol. (más de tres copas por semana)
. Fumar
. Dolencias benignas en la mama. (quistes)
. Terapias hormonales. (No comprobado)
. Cáncer de mama en madre, hermana o hija, antes de la menopausia
. Cáncer de mama en abuelas, tías y primas
. Uso de pastillas anticonceptivas. (No comprobado)

Más información podrás encontrarla aquí, AQUÍ Y aQUí.

Esta enfermedad es fatal si no se trata a tiempo. Es extremadamente importante que nos realicemos un diagnóstico temprano. Traspasa esta información si puedes, yo lo estoy haciendo...

Yo, empiezo mi campaña contra el cáncer de mamas.

PS. Como no manejo los términos exactos, tuve que sacar información de otros lados... las fuentes están citadas, las fotos y gran parte de la información son de un correo que recibí.