martes, agosto 01, 2006

Siga Participando


Llevo años tratando de ganarme el auto 0 kilómetro que regala el Kino… La casa propia que regalan los raspes parece que no hay forma de que sea mía. Me he gastado las uñas de tanto raspar para ver si me gano el carro de supermercado lleno con todo lo que alcance a echarle en un minuto… incluso he sacado cuentas de qué es lo que más vale la pena sacar: directo a los vinos y los tarros... y después los chocolates.

He mandado cupones por correo al igual que las puntas de los sobres de sopa o los recortes del envase de tallarines metidos en un sobre a “Clasificador Santiago”… jajaja
He desarmado los envases de café, de leche evaporada, de leche condensada y de Milo para ver si la etiqueta sumergida en agua me regala algún premio.
La última chupa’ del mate que me tragué es la bolsa de leche de la Fran que regala autitos a motor para cabros chicos… todavía no me la he ganado y llevo más de 6 envases abiertos.

Junté todas las tapas de yogurt para tratar de juntar tres partes de alguna de las figuras… Se acuerdan de los “Requetepatitas”??? Ese ciempiés que era posible canjear después de haber juntado no sé cuántas tapas de yogurt (esas tapas que cortaban la lengua porque eran semi-rígidas y metálicas).

Hice todo lo posible por completar mis álbumes de laminitas… tuve el de “Basuritas”, el del “Mundial de Italia ’90”, el de “Menuditos”, de los “Cariñositos”, el de esos monos piluchos que se llamaba “Me gusta” y el de los “Simpsons”… adivinen… nunca los pude completar, porque había una o dos láminas que eran limitadas. Así es que jamás pude canjear el premio que venía en la tapa de atrás…

Qué envidia cuando sale el listado de ganadores de alguno de esos tremendos premios… Yo nunca me gano nada…
He llamado a la tele para ver si me llaman de vuelta para concursar en el Memorice de la margarina o esos donde te preguntan algo súper fácil que si no sabes responder te soplan…

A mí nunca me han llamado…

He mandado mensajes de texto a ese programa de Chilevisión que dan a altas horas de la madrugada y donde las preguntas son extremadamente obvias y uno se puede ganar hasta $500.000 (chilenos).

Siempre quise participar en el Ciclón Millonario... tenía la técnica preparada para sacar los billetes...

Es tanta la mala suerte que tengo en el juego que en un bingo obtuve premio pero por una prueba de ingenio, no por mi cartón… nunca le achunto al premiado.

Ahhh!! Síííí!!! Me gané una libreta de TurBus en un bingo mientras viajaba a Viña hace 4 años. Ni siquiera tuve la suerte de que fuera el tazón, para que vean la cueíta que me gasto.. Y otra vez participé en una encuesta de la Revista Elle y me mandaron un set de muestras de cremas Biotherm… ya… tanta mala suerte no he tenido, pero no vamos a decir que son premios muy bacanes…

Y me siguen vendiendo la pomada de que me puedo ganar mil premios y yo SIGO PARTICIPANDO…

Para todo en la vida me la juego… algunas veces gano, otras pierdo… pero la gracia está en que siempre tengo ganas de seguir participando…