jueves, agosto 24, 2006

Un poco de egocentrismo


Les cuento que estoy súper enferma, salgo de mi casa a la U aproximadamente a las 9 de la mañana y vuelvo a las 9 de la noche (con suerte) porque me tocó un horario de mierda... como son ramos electivos de carrera, los profesores son part-time y obviamente hacen clases después de la pega... la inhumanidad de estudiar una carrera diurna y tener horario en vespertino... pero es lo que hay, y habrá que acatar... Me podrán decir que mejor me quede en cama... ME OPONGO ROTUNDAMENTE A QUE UN MALDITO RESFRÍO ME GANE.

Ando un poco chata, chata de cabeza plana, y con súper poco tiempo para dedicarme el blog... sobretodo por mi resfrío. He preferido acostarme temprano que quedarme leyendo sus blogs y esperando ayuda del más allá para ver si me inspiro; lo siento, pero la salud ante todo.

* * * * *

Les dejo el Primer Post en mi blog. Durante el mes de junio del año pasado... (quisiera pedir disculpas a quienes me siguen desde que comencé con este blog si de repente aparecen temas re-tratados... me parece interesante volver a publicar algunos textos que pasaron muy piola...)

Y dice:

Muchas veces he pensado que debo ser la mejor en todo...Repetidas veces llegaron a mí estas frases que hasta el día de hoy me perturban:
"Si te esfuerzas llegarás lejos"
"Para ser bella debes ver estrellas"
"Eres muy capaz"
Estas frases han dado vuelta en mi cabeza desde muy temprana edad. No me era permitido tener malas notas en el colegio, no porque mis padres quisieran que fuera la mejor alumna, sino porque "si hubiera sido tonta, no me habrían exigido". Qué consuelo, no era tonta, pero a veces no me iba tan bien como ellos esperaban...o como yo esperaba. Y esto se volvió tedioso con el paso de los años. Todas mis metas eran para demostrar a los demás que yo sí era "capaz", cada cosa que hacía era para mostrar mis fantásticas habilidades, y así poder contar a todos cuántas cosas hice y de la manera espectacular que las pude hacer. Sin embargo, todo era deprimente, nada era satisfactorio.
Y así, de porrazo en porrazo, fui intentando demostrar mis "capacidades" esforzándome quizás más de la cuenta (o tal vez no lo suficiente para mis super "capacidades"), sin preocuparme de mi propia sensación de "saciedad" con mis logros. Nada era suficiente, nunca fui lo suficientemente perfecta...y aunque no lo crean sentí que me estaba volviendo loca.

En fin, de eso me aburrí. Me di cuenta que me gusta proponerme metas y alcanzarlas, y lograrlas de la mejor manera posible y no es por demostrale a los demás lo que puedo hacer, sino que hago las cosas porque me encanta hacerlas. Lamentablemente soy demasiado autoexigente, muy autocrítica y nunca las cosas resultan de manera óptima. He llegado al punto de ser masoquista, porque puedo estar sufriendo con algunas tareas, quejarme en demasía (propio de mi naturaleza), estresarme ... pero al recordar los episodios pasados, me da una gran satisfacción.

Hice este autoanálisis para "publicar" un poco de mí... es una terapia productiva...constructiva...

Imagino que mis "capacidades" aún están en algún lugar de mi cerebro. Debo ponerlas en práctica jajaja

Como dijo un profesor, cuando estaba en la carrera de Arquitectura "el cerebro está lleno de cajones que se van llenando a medida que uno aprende". Voy a buscar esa llave que abre los cajones correctos y trataré de encontrar mis capacidades ocultas o esas que se quedaron dormidas...en una de esas encuentro alguna espectacular y los logro sorprender!