miércoles, mayo 17, 2006

Fragilidad




Desperté tranquila... dormí bastante anoche.

La primera noticia que escucho: un bus de la empresa Tur Bus se cayó río Tinguiririca en la sexto región y hay 25 personas fallecidas y un número similar de heridos... entre ellos algunos niños.

Los accidentes de tránsito siempre dependen de los conductores. Con o sin intención, un conductor de un vehículo será el responsable de que haya heridos o muertos. Puede ser que el chofer se haya quedado dormido... se especula que iba con caña... como sea, parece que los conductores de buses (o micros) no tienen la total conciencia de que llevan en sus manos y sus pies (manubrio y pedales) la vida de mucha gente, y que basta un solo error para que la vida de cada uno de ellos pueda cambiar... lo peor de todo es que no sólo de los pasajeros sino de quienes los despidieron y que quienes los esperan en destino.

Morir en un accidente de tránsito, sea como peatón, conductor, ciclista o pasajero, es a mi parecer una forma de muerte inventada por nosotros mismos, y la PEOR DE TODAS. Una muerte inmediata, sin derecho a réplica... y si no se traduce en muerte las secuelas pueden ser desastrozas... parálisis, pérdida de una extremidad, inmovilidad de algún miembro... incluso pérdida de conciencia de la vida – estado vegetal.

Veo la fragilidad de nuestras vidas... de NUESTRA VIDA, que es sólo una.

De un día para otro, de un segundo a otro, nuestro corazón puede dejar de latir o nuestro cerebro dejar de funcionar... No me quiero ir de este mundo sin haberle dicho a mis padres que a pesar de todo lo que discutimos, sin ellos no hubiese avanzado tanto ni hubiese logrado ser como soy... y que los quiero... a mis hermanas que fue una suerte haber sido la del medio porque así tenía que ser la mediadora y no era la que tenía que cumplir todas las obligaciones de hermana mayor, ni ser la más cuidada y sobreprotegida... por eso fui rebelde siempre... y lo sigo siendo... No me quiero ir de este mundo sin haber visto crecer y desarrollarse a mi Fran... No me quiero ir sin haber hecho cosas valiosas para el mundo y que yo sienta que por fin pude ser feliz... no me quiero ir sin sentir que mi paso por ese mundo valió la pena.

Tratemos de dejar algo en este mundo, un legado que nuestros cercanos y los no tanto recuerden de nosotros... No es posible que pasemos desapercibidos y marcharnos sin haber dado a aconocer alguna idea innovadora, alguna talla divertida, alguna frase célebre, algún acto bondadoso...

La vida puede irse en cualquier momento... y de eso debemos estar concientes.

-----

Dejando de lado lo cursi que me puse... hay una chica que cometió PLAGIO ABSOLUTO de un post que yo escribí en febrero de este año (se llama "Hablemos de sexo") y ni siquiera hace alusión a la creadora... estoy molesta, porque no es mucho lo que puedo hacer al respecto... pinchen en ambos links y verán a qué me refiero...