lunes, mayo 22, 2006

Huaso Capitalino

Los que vivimos en Provincia alejados del barullo que ocurre en Chile A estamos constantemente informados de lo que pasa en esa ciudad. Al parecer lo que pase en el SUR o el NORTE no tiene mayor relevancia, ya que la proporción de gente que se ha salvado de la centralización (los que vivimos en estos pueblos) es menor en comparación a aquélla que habita en esa ciudad grande con gente escandalosa, apurada y estresada.
Esa ciudad que es la capital de nuestro país... se llama Santiago de Chile.
Cariñosamente, algunos le llamamos Santiasko, no porque la ciudad sea fea, nononó, sino porque sus índices de polución se vuelven insostenibles algunas veces al año... como ahora.

Por acá no tenemos Metro, y aún así todos debemos pagar sus costos... me refiero a por acá para referirme a cualquiera del resto de las hermosas ciudades de nuestro país. Por estos lados no andamos tan estresados ni tan apurados. Los tacos existen, pero el tiempo que duran no es tan largo. Acá llueve y NO ES NOTICIA, acá las calles se inundan y no salimos llorando en la tele, acá los cerros se desmoronan y la gente dice que "hay que echarle pa'delante no más", en cambio en Santiago la gente exige que las autoridades respondan cuando ellos mismos saben que han construido en terrenos donde NO ESTÁ PERMITIDO.

Yo vivo en un pueblo... se llama Concepción.

Dicen que tiene una cantidad enorme de recursos, tanto hídricos como forestales. Me contaron que en esta zona hay un Puerto que se llama Talcahuano que sirve la pesca industrial y artesanal, defensa y terminal petrolero y presta servicio a toda la zona centro sur de Chile. En alguna loma por ahí hay un aeropuerto con una capacidad de servicio para 450 mil pasajeros al año.
En mi ciudad hay bancos, y hartos. Parece que los huasos manejan plata. Hay una plaza en el centro... se llama Plaza de Armas. Y a veces se ven vehículos de tracción animal y humana pero son los menos.
Hay un río no apto para el baño y no navegable que se llama BIOBIO el cual es cruzado por 4 puentes: uno de FF.CC., dos para vehículos, camiones, motos, etc y el otro se dejó para paseo peatonal... Se ha desarrollado mucha infraestructura vial con el proyecto Biovías que ha mejorado bastante la calidad de transporte en nuestra ciudad. El proyecto Costanera que en parte ayudó a disminuir el tiempo de viaje entre Chiguayante (no sé por qué cada vez que decimos eso dicen ¡venga!) y Hualpén se convirtió en una línea de pantalla que nos une visualmente con el río, pero que al mismo tiempo nos aleja de éste ya que es una vía de alta velocidad en la cual se emplazaron viviendas sociales...

No, no usamos ojotas...
La gracia es que podemos usar estufas de combustión lenta, chimeneas y todos aquéllos métodos de calefacción que en Santiago están prohibidos... No tenemos edificios muy altos, esto se debe principalmente a que el suelo de esta zona no soporta tanto peso y además escurre mucha agua en el subsuelo. Tenemos un tren que recorre la zona de norte a sur (entre Talcahuano y Hualqui... San Rosendo... y otros pueblos).
Cuando alguno de nosotros provincianos va a Santiago de Chile es posible que andemos mirando para arriba... es que acá no hay edificios altos... pero sí hay comercio, sí hay luces en la noche. No tenemos letreros luminosos porque no son necesarios. También tenemos semáforos.
Los micreros también son choros. Los pasajeros son super buenos para ensuciar las micros. El palito del helado o lo tiran por la ventana o lo meten en el espacio que se forma entre dos asientos. El boleto de micro o se "les cae" o queda adornado el asiento de adelante... en ese sentido la gente es muy subdesarrollada.

Los cerros tienen árboles verdes y frondosos (aunque sean especies importadas). El viento corre de norte a sur y de sur a norte. Todas las noches es posible ver las estrellas, a excepción de que esté nublado.
Puede que nos conozcamos entre todos, pero no se da en cualquier ambiente. En una salida al centro es probable que saludemos a más de ds personas... es un pueblo chico en la mente de los que viven en la ciudad de humo, pero no es así.

Las doce comunas restantes de Santiago somos mucho más que eso. Existe un dejo de ignorancia en cuanto a qué ocurre por estos lados. Los modos de comunicación no nos dan mucha pantalla ni voz... las noticias de lo que pasa en provincia no son del todo relevante.
Tenemos universidades de las cuales salen buenos profesionales (no incluyo a las privadas porque no me gustan), hay muchos recursos... no tengo idea qué pasa con la pega, pero todos se están yendo a buscar trabajo a Sabtiago.
Espero que con el tiempo se logre la descentralización de las industrias, de los trabajos... Santiago tiene su historia... pero Chile es más que una ciudad contaminada y farandulera. No cuesta nada mirar un poco más allá de la punta de la nariz.

Si vienes a Concepción, no te sorprendas tanto como le sucedió a un personaje... no subestimes a estos pueblos chicos llamados justamente ciudades. Con esta historia puedo decir que un Santiguino normal, cuando sale de la metrópolis se tranforma en un Huaso Capitalino porque se da cuenta que su percepción de otras ciudades del país, que también tienen su gracia y su historia, estaba equivocada.