jueves, junio 15, 2006

¿Dónde quedó el romanticismo de las canciones de antaño?

Agradezco a todos los que me saludaron por mi primer año de blog. Les cuento que mi blog está muy contento con todos los regalos recibidos, y que los chocolates se los comió todos para pasar la caña, porque con todos los brindis que se le ocurrió hacer tuve que llevármelo al hombro...

- - - - - - - - -

Nuestros padres vivieron la época de la Nueva Ola donde las canciones venían cargadas de amor puro, de sentimientos nobles y a veces de letras muy simples, sin ofensas… Gloria Benavides le cantaba a la Gotita o a su Princesa de LunaLos Beatles en Inglaterra cantaban Love me do, Help, o The Yellow submarine… Cecilia con sus tenidas extrañas y pasitos hacia el lado deleitaba con Baño de mar a medianoche…

Durante los 80’s tuvimos una música más revolucionada, donde surgieron los grupos que aún muchos recordamos como Guns’n Roses, Poison, The Cure, Europe entre otros… muy buena música, chascas largas… pero por este lado del continente se escuchaba al joven Chayanne con baladas románticas, ya sonaba Montaner, Luis Miguel, Franco de Vita, Mijares… cómo olvidar a mi Pablo Ruiz… en los 90’s mucho pop y poco que recordar… pero aún así cantaba la Marta Sánchez, Mecano, Magneto, Menudo, Ace of Base, Take thatLos Rodríguez, Soda Stereo, Fito Páez, Los Tres… con música de calidad… buenas guitarras, buena música… luego apareció la cultura hiphop y alucinamos con Los Tetas o Illya Kuriaki and the Valderramas…

Letras cargadas de amor, tratando siempre de llegar al corazón… “Te voy a olvidar, palabra de honor…” , “Tú la misma de ayer, la incondicional….” , “Completamente enamorados, alucinando con nosotros dos, sintiendo morbo por primera vez…” , "quiero amancer con alguien..." (esto es lo más erótico que escuché en mi infancia)

Las fiestas de colegio eran precisas para bailar apretado con el chico que te gustaba… a mí jamás me sacaron a bailar… con mi primer lento bailado en fiesta de colegio (Back for good, de Take That) empecé mi primer pololeo jajaja… el año 96.
Nada más tierno que cantar la canción al oído del susodicho… esperar la letra precisa para poder decirle algo romántico…

Pero por supuesto los tiempos cambian… como el mundo es redondo, todo gira y gira… por esto días nos encontramos entonces con letras tales como:

“Y a tu mirada con la mía están saciándose,
tu piel rozando con mi piel y sofocándose,
y en la noche me imaginas devorándote, atrapándote, provocándote.
Baila morena, baila morena, perreo pa los nenes, perreo pa las nenas...”
Dale don dale

“Esta noche haremos el amor, bailando!
tu cuerpo es mío tuyo es mi corazón
vamos a perder el control, bailando!
que estoy caliente... aaahhhyyy “
Bailando

“No seas tímida dale abusadora
rompe el suelo con la batidora
dale no seas tímida ron abusadora
rompe el suelo con la batidora.
La batidora, la batidora, la batidora, ….”
La batidora

“A ella le gusta la gasolina (dame más gasolina)
Como le encanta la gasolina (dame más gasolina)
Ella prende las turbinas,
No discrimina,
No se pierde ni un party de marquesina,
Se acicala hasta para la esquina,
Luce tan bien que hasta la sombra le combina,
Asesina, me domina, anda en carro, motoras y limosinas,
Llena su tanque de adrenalina…
Presea dale presea… "
La Gasolina

Me pregunto entonces… ¿dónde quedó el romanticismo de las canciones de antaño? Ese que trataba a las mujeres como pétalos de rosas, que nos hablaba de amor incondicional… esas canciones donde éramos lo más delicado del mundo, ésas en que nos decían que nadie era más importante en la vida… Esas canciones como las de Nino Bravo… “De por qué te estoy queriendo, no consigo la razón, si yo mismo no entiendo ni a mi propio corazón….”, canciones del romántico Miguel Bosé… Alejandro Sanz hablando de “Mi Soledad y yo”, “Lo ves”… canciones con contenido exquisito, Joan Manuel Serrat y sus Cantares o la Familia típica…



Porque ahora vamos a una fiesta y nos emocionamos cuando escuchamos Grease… las fiestas Kitsch en la Blondie (a las que no he tenido oportunidad de ir) tienen mucho público… es que acaso necesitamos volver a esa época donde se bailaba al ritmo de buenas melodías y letras sin contenido sexual???... Me gustan los Bee gees, los videos donde aún se usan los pantalones pata de elefnate y lentes ahumados tipo policía gringo... me gusta escuchar a la Janis Joplin... prefiero escuchar a Stevie Wonder...

Ahora sólo basta mover el trasero un poco cerca del compañero de baile y al parecer la pareja está formada… antes nos emocionábamos con el olorcito de la piel del cuello, con la respiración del chiquillo en nuestra oreja al bailar un lento… ahora hay que bailar con cara sexy, mover el cuerpo ojalá con tiritón… si se es más osado perrear de lo lindo…

Del romanticismo pasamos a una connotación absolutamente perversa y sexual… un sexo explícito en lugares públicos (no digo que andemos todos en pelotas dándonos guaracazos en frente de todos)… las canciones nos alteran las hormonas, nos azotan, nos sacan la ropa mentalmente, nos dan con el látigo… las mujeres finalmente nos hemos convertido en objetos sexuales inspiradores de muchas letras de canciones de reggeton, donde el macho dominante nos canta esas “lindas” frases eróticas cargadas de calor…

Reconozco que bailo reggeton y de forma bastante exagerada (soy chusca a veces), pero aún así prefiero mil veces las canciones de antaño con las que podía llorar antes de quedarme dormida, las que hablaban de amor de verdad… las que me emocionan cuando me acuerdo de algún momento especial… me quedo con el romanticismo… seré achora’, a veces alegona, pero soy super llorona cuando se trata de amor…

¿Qué opinan ustedes?