sábado, septiembre 09, 2006

Modas (reeditado)

Basta mirar a unas cuantas chicas en la calle para darse cuenta que ya andamos todas uniformadas.
Con botas altas, pantalón doblado con las costuras hacia afuera, chalequito comprado en la misma boutique o gran tienda y la parka top inflada tipo michelín. Si a esto sumamos la chasquilla para el lado, los pinches, gorros y variedad de bufandas de todas las tonalidades existentes, nos hemos convertido todas en presas de una moda que alguien, algo o qué se yo, impuso.


¿Dónde queda toda nuestra libertad de elección?

¿Por qué no podemos innovar y no dejarnos guiar por lo que "todas las demás" usan?
¿Saben por qué no? Porque lamentablemente la ropa distinta, esa que no venden las semi-grandes tiendas, es muy cara y demasiado distinta. Entonces, por pagar más caro, uno se viste diferente y no está "a la moda". Maldito círculo de la no-libre elección.

Hace un tiempo, los chicos empezaron con esa onda de mijito rico (gay) tipo Adán Mercader, con camisas rayadas en diagonal, el pelo tipo Glup o Kudai, que a mi gusto los hacía ver bien guapos. O sino, eran esos polerones anchotes tipo jijó, zapatillas guatonas a punto de reventar que ni los cordones se pueden amarrar. No hay cosa más espantosa que ver a estos cabros con la camisa del papá, una corbata julera mal amarrada al cuello (qué falta de respeto para la corbata!) y el pelo pegao a la frente y CON PANTALONES ANCHOS!!!!! hasta medio culo. Lo peor es que juran que matan.

Revisando revistas viejas, encontré un catálogo de moda de Ripley cuando todavía se llamaba "Centro de Compras" jajaja, qué espanto. Esos faldones con blusas anchas, todo lleno de pinzas. Unos peinados!!! Es que te mueres. jajajaja. Espero que no vuelva nunca esa moda porque sinceramente las mujeres se veían muy requetemal. En esa época nosotros éramos niños aún, menos mal. jajajaja pero aún así no pudimos escapar de la onda impuesta por MC Hammer, con los pantalones bombachos y soquetes juajua.

Está claro que la moda nos fue impuesta y difícilmente podemos escapar de ella... esa moda que varía y que nos persigue. Yo seguiré vistiéndome como cabrita de 15 mientras mi cuerpo me lo permita. Total, nadie le puso tope de edad a las modas. Y si me veo bien, cuánto más!?

Y además, dicen por ahí: La moda no incomoda... y yo soy esclava de la moda!!!

PS0. Estoy todavía (o de nuevo resfriada).
PS1. Mi curso ganó la Semana de mi Carrera así que tenemos carrete de celebración.
PS2. Mi horario de mierda no me permite entrar al blog y a sus blogs como quisiera... pero trataré en la medida de lo posible de aparecerme, por lo menos una vez a la semana por sus blogs y dos posts por semana en el mío...
PS3. Gracias por sus visitas.