viernes, septiembre 02, 2005

Tendré que aprender

De los errores se aprende.
Los animales aprenden eso rápidamente.
Si un gato se para sobre la estufa caliente y se quema (obvio) nunca más se va a volver a subir a la estufa aunque ésta esté apagada...
Los cachorros de animal tienen el instinto de defensa desde que abren los ojos, menos el cachorro humano.
Nosotros, humanos, cometemos errores. Podemos cometer el mismo error mil veces y lo volvemos a hacer...por terquedad.

Yo quiero aprender de mis errores. He estado toda la vida siendo un ser individualista con ansias de independencia, con ese estilo "enojado" que creen que tengo a diario, pero nunca se han dado cuenta que mi boca tiene los surcos laterales hacia abajo y me hacen parecer enojada. Y no sé si es mi voz, mi tono o mis gestos pero siempre creen que estoy enojada...y no lo estoy. Lo paradójico de esto, es que cuando me dicen: "qué te pasa?" o "andas mal genio?", me produce una molestia tremenda. Porque no quiero pasarme la vida explicando que mi fenotipo es el enojado y no mi mente...

Y yo hablaba de mis errores.
No me gusta arrepentirme de las cosas que he hecho porque al final me frusta pensar en que pude haber hecho otra cosa en vez de aquéllo. Pero en ciertos casos, sí he debido arrepentirme. Por eso hablaba de ser individualista. Es la pelea continua con mi familia porque siempre pienso en mí, en la Lore y en mí y nunca considero los sentimientos ajenos, el tiempo de los demás, las preocupaciones hacia mí...Pero haré el intento de cambiarlo.

Me he mandado tremendos condoros y siempre alego que los demás son exagerados...pero lo remediaré.
Debo considerar las externalidades antes de actuar.

Ah! y no crean que soy tan mala, y plis no me weveen por mi boca hacia abajo, no pretendo operarme eso para poder manifestar mi felicidad.