lunes, septiembre 12, 2005

Naïve

Pensé que podría resultar.
Me dedico a rasgar paredes pero me quedo en el mismo sitio sin avanzar.
¡Qué ilusa, qué estúpida, qué ingenuidad la mía!...