jueves, octubre 05, 2006

Las palabras mágicas (re-editado)


A las dos palabras (o frases) mágicas que nos han dado vueltas desde nuestra infancia, “Por favor”, “Gracias” se agregan estas últimas “Permiso” y “Disculpa”. Si se fijan al combinar las cuatro queda una frase preciosa, llena de cortesía y buena educación.


El Por favor es entendido como una frase casi obligada para conseguir algo. El no escucharlo al final de una frase que contiene una petición nos produce una intensa sensación de malestar (después pelamos al “roto” de patudo, de “qué se cree”, etc). Con el por favor, sentimos que la solicitud aunque sea una burrada o un préstamo de plata enorme, no es tan descabellado y tendemos a decir que sí… o por lo menos a pensar en que podría ser una opción responder que sí…
El problema es que tenemos tan interiorizado esto de que con el por favor podemos obtener casi todo, que no somos capaces de aceptar un NO como respuesta. Las frases (u oraciones para los más letrados) que se ocupan en cierto tipo de conversaciones están como sacadas de manual… cuando uno pide algo de manera educada y diciendo por favor, generalmente espera de antemano que la respuesta sea SI. Pero no siempre es así… y el que responde que NO entonces es mala onda o pesado…

El famoso Gracias… imposible no decir gracias en ninguna situación. Para todo hay que decir gracias, dar las gracias… siempre hay que estar agradeciendo y agradecido… Muchas conversaciones terminan en gracias… esas conversaciones en los pasillos, en el ascensor, a través de la ventana del auto… donde sea… siempre se dice gracias, sobretodo cuando a uno le preguntan “¿cómo estai?
“Gracias por escuchar”, “gracias por su preferencia”, “su propina es mi sueldo, gracias”, “gracias por no fumar”, “gracias por venir”, “por su atención, muchas gracias”, “gracias a la vida”, “gracias a Dios”…. Saquémosle el gracias a estas frases y se darán cuenta que suena de manera tosca e imperativa.
“Sorry por darte la lata”, “____”, “dame plata, no trabajo gratis”, “No fume”, “menos mal que te vas”, “a ti te estaba hablando”, “____”, “___”… jeje

No basta con decir Permiso y empujar a otra persona para poder abrirse paso entre una multitud o para bajar de la micro… ese mal entendido “permiso”. Si me pides permiso supongo que lo haces porque eres una persona educada, con buenos modales y que realmente sientes que debes pedirme permiso para pasar… pero NO, estoy absolutamente equivocada en mi supuesto.
No sé cómo será en otros países, pero por lo menos tengo dos ejemplos de la realidad Chilena y son los siguientes.

En la micro:
Alcanzas a escuchar casi en tono de suspiro “permiso… “ y ya tienes a una gorda encima de tu piernas para poder pasar al asiento de la ventana… “permiso” y la misma gorda que se quiere bajar te empuja y pega con la cartera en la cara… pero dijo la palabra mágica, así es que no quedó como rota.

Entre la multitud:

Pasando de lado, “permiso, permiso”, no mirando a nadie, no importando a quien le pises el pie (disculpa), simplemente abriéndote paso casi a lo egipcio… es que cada uno es un ser individual y da lo mismo que los demás se molesten con el paso del perla… o sea, aquí vengo yo y necesito pasar, “permiso”.
¿Y si no quiero darle permiso y no me muevo? He pensado eso muchas veces… hasta coscacho recibiría lo más probable…
Otra veces me ha ocurrido que pido permiso para poder bajarme de la micro y nadie se corre, así es que he tenido que optar por pegar codazos y rodillazos para abrirme paso… no todo el mundo entiende palabras… y como a veces soy media neanderthal para mis cosas, me pongo cavernícola y paso no más… Porque el concepto de pedir permiso es todo eso… PEDIR PERMISO, esperar que la otra persona apruebe y luego pasar… pero no, nosotros somos diferentes, pedimos permiso y pasamos no más…

Y la clásica pregunta: “¿Disculpe, le puedo hacer una consulta?” ¡¡¡Me carga!!! No hay pregunta más estúpida que ésa… o sea, ya preguntaste, ya molestaste, así es que pregunta no más… imposible responder que no ante eso… “¿Disculpe que la moleste señorita, me podría hacer un favor? ¡Cómo le voy a decir que no! Si le falta lamerme los pies no más…
Como soy media hueca, yo digo SORRY… aunque a la gente que no conozco le pido disculpas… ¿ven?... Pedir disculpas… ¿y si la otra persona no está ni ahí con disculparme? También damos por hecho que a la otra persona no le molesta nada después de escuchar las disculpas, aunque le hayas pasado a pegar un codazo en el ojo…

Como conclusión, estas cuatro frases nos ayudan a tener una mejor convivencia, sólo psicológica, nos sentimos menos agredidos si alguien nos empuja diciendo permiso aunque no pida disculpas… Cada vez que alguien nos da las gracias nos sentimos recompensados como si hubiéramos hecho la buena acción del día, y lo mejor para arreglar un condoro es decir disculpas…

Entonces, sea educado y cínico y pida todo por favor, pida disculpas, dé las gracias, no se enoje si alguien le pega, aprenda a decir que NO para romper con esas malas conversaciones preparadas… y haga todo lo que se le venga a la cabeza en estos instantes…


39 comentarios:

  1. A pesar de esas palabras mágicas, si por ejemplo alguien ocupa la prepotencia para decirlas, de poco sirve que le agregue el "por favor". Hartas veces he dicho que no importa mucho lo que alguien dice, sino más bien cómo lo dice.
    En este país cada vez se están perdiendo más las normas de educación para comunicarse y actuar, pero a pesar de ello no caigo en esa moda y mantengo siempre vigente lo que se me enseñó durante la niñez, y lo que sigo aprendiendo día a día.
    Saludos!.

    ResponderEliminar
  2. A mi me gustan esas palabras..creo que lo cortés no quita lo valiente..ahora...no por que uno acompañe con esas palabras debe esperar las respuestas positivas siempre.

    Esos pasajes del permiso los habia escuhcado antes..me parece que un una conversa con una buena amiga...supongo que sabes quien es.

    Besos de cumpleañero.-

    ResponderEliminar
  3. Hay algunos que dicen "no, si no importa, si basta con el tono, aunque uno no diga por favor y gracias". Mentira. A mí me tienen que decir, si no me descompongo y no hago ninguna cuestión.

    Hay una gran canción de Mazapán, media jazz, que se llama "Por Favor y Gracias", de la cual recuerdo sólo el coro: "con por favor y gracias / todo resulta mejor".

    Eso sería; tengo sueño. :-)

    ResponderEliminar
  4. Hola Lore:
    pocas veces se han tratado estos tediosos temas cotidianos con esta profunidad.
    No se si en tu tierra, como algo semejante a la conjunción de lo que dices,acostumbran algunso vendedores de tiendas, a propcurar seducir a lso qeu miramos las vidurers para "cuparnos" hacia adentro en ele afán de vendernos algo, consonrisas melosas y grases insorpotables (tal vez uno JAMAS pensó en comprar algo de lo que estaba observando por curiosidad)
    Ni que habla rd elas llamadas telfónicas , onda "telmárketing" que casi siemrpe arribanm cuando estás por salir apurado, cuando estás en meido d euna convrsación trascendental con alguieny para qué vamos a hablar cuado etc.
    En una palabra,todo lo que signifique superficialidad , casi cinismo en las expresiones en procura de un resultaod que beneficia al "simpático" de turno, me pone nuy nervioso.
    El pico máximo de lo insoportable de estas gentes, es cuando con la misma filosofía,se ocupan con na sonrisa de ngate en la cara algo que pro derecho te pertenece (no qu ehablar de trámites burocráticos en reparticiones públicas inclusive privadas)
    Me quedo con la poesía y el vuelo bohemio.
    Muy acertados tanto tus conceptos como tus malestares expuestos.
    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Ja, ja, ja... Divertido el post. Tienes razón. Yo también, después de pedir permiso en la micro o en los pasillos del supermercado, llego y paso no más... Y, para rematar, le doy las gracias al chico de las bolsas... algo que no todos hacen...

    Saludos,

    ResponderEliminar
  6. Perdon, le pido por favor señorita que no tome a mal mi comentario pero estas cuatro fracesitas son fundamentales, sirven para mantener bajos los niveles de agresividad de la poblacion y ese resultado es mas que suficiente, no olvidemos como dice don chere que lo cortes no quita lo valiente y esa cortesia fue el sello de Concepcion y los pueblos cercanos del norte del biobio, no lo perdamos.
    Disculpe la molestia, gracias por su atencion y que tenga un buen dia.

    ResponderEliminar
  7. A veces las palabras no sirven de mucho cuando el cuerpo hace oído sordo a tan amables peticiones. La prepotencia física es mas violenta.

    ResponderEliminar
  8. Hola prima, la extrañaba.
    Que frases, aunque pareciera ser que cada vez tienen un carácter de obligación, lo que hace que no sean acompañadas por la misma educación por el resto del cuerpo. Igual que tú siempre he pensado en que la gente asume que pidiendo permiso tiene derecho a hacer lo que quiera. Me pasa eso con mis alumnos, y con la mayoría de las personas.
    Estoy de vuelta y la espero como siempre de visita por mi casa.
    Saludos Lore

    ResponderEliminar
  9. Son muy buenas palabras, perro hay que saber cuando utilizarlas y tampoco aprovecharse de ellas. Hay que decirlas con el real sentido que tienen y cuando la ocasión lo amerita.
    saludos.

    ResponderEliminar
  10. Jejeje, pense q el post venia acompañado de alguna anecdota particular q parecía desencadenar tu "filosofación" :P.

    No sabia q "gracias por venir" significa "q bueno q te vas" :(...en q mundo vivire?
    Me da risa lo de "te puedo hacer una consulta?" Generalmente digo: Tengo una consulta: ¿_(aki va la consulta)_?

    Me acorde tb de una vez q me dijeron: Te puedo pedir un cigarro?
    Yo conteste: Claro. Y el personaje kedo callado (esperando la entrega del cigarro)...no cachó q yo esperaba a q me pidiera el cigarro!! hasta q se lo dije , jaja XD. Obvio, si me pregunto por la peticion, no por el cigarro. Sere muy literal? jojo

    Weno, te dejo un saludo!!
    Nos vemos en algun lugar a alguna hora ,lo mas probable cuando hayan vacaciones, jajaja

    chauuu

    ResponderEliminar
  11. es la pura verdad..

    con las palabritas esas..te la montan en todas partes..


    abrazos

    ResponderEliminar
  12. Te puedo decir con seguridad que en Rusia es igual.
    El "permiso" es igual a "cuidado que voy".Y smplemente te avasallan.
    Lo mismo pasa con "por favor",para la mayoria significa como una obligacion a contestarte afirmativamente.Cuando solo es una respetuosa peticion.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Haaa y PD:
    A mi me encanta Alejandro Sanz !!.
    y "si tú me miras me hablarás".
    Suerte.

    ResponderEliminar
  14. ¿Por favor, gracias, permiso, disculpa? Sorprendente, no sabía que dominaras lenguas muertas...

    Saludos sangrientos

    Blood
    PS: gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  15. Hay que sumarles el tono y la intención a estás palabritas, además de ver el contexto!


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Cuatro palabras que se dicen casi sin pensar, estan por defecto en el vocabulario, pero pocos saben su significado y cómo deben ser usadas.
    Prefiero el silencio, por lo que procuro decir cualquier cosa en cualquier momento solo cuando es necesario... y esas cuatro palabras llegan a mi memoria en algunos de ellos, si con decirlas puedo evitar el ruido.
    A todo esto, cuando te dicen: ¿puedo hacerte una pregunta?...y tu contestas sí, y te escupen su pregunta, ¿no entienden que en la primera ya estaba incluida su "una" pregunta? solo una observacion.

    ResponderEliminar
  17. naci bajo un regimen militar no por dictadura sino por patriarcado total
    mi viejo no pide favores da ordenes asi que el dia que me pidan que haga algun favor pff feliz po
    jajaja

    sobre la ultima parte del post jajajaja toda la razon esa pregunta es la mas idiota
    jajaj

    ResponderEliminar
  18. El permiso lo ocupo más que el gracias, pero debo reconocer que a veces, sobretodo en la micro, digo permiso y atropello al instante. El gracias no es tan importante para mí(que me lo digan por cualquier cosa), pero he aprendido que para otros es casi un insulto cuando no se dice así que mejor ocuparlo.

    ResponderEliminar
  19. Excelente tema de conversación

    pero concordamos con daniella en que la forma d edecirlas es la clave

    Y además depende a quien se las digas, hay gente que no tiene modeles, y estas palaabras son como aire que entra por una oreja y sale por la otra.

    Una vez un avendedora se nos acerco mientra mirabamos una gama de productos para un regalo por el día de la madre, y nos dice simpaticamente este vale tal precio, ofreciendo un producto por defecto, como cuando una promotora esta encargada de vender solo un tipo de bebida por sobre las otras, y nosotros en vez de usar la frase "gracias solo andomos mirando" usamos "Tu le regalarias eso a tu madre", ella nos miro pensativa, y al cabo dijo: "no, muy poca cosa, mejor esto otro indicando otro producto", se agradece su sinceridad, aunque dudamos si vendio mucho.

    En fin el team concuerda en que son palabras muy frecuentes que ayudan a la convivencia, pero el no usarlas también puede ser beneficioso, y se vuelven inutiles cuando se usan solo por usarse, tal como en tus ejemplos de "permiso"

    Saludos del team

    ResponderEliminar
  20. Imaginamos que usted no distingue entre las palabras cínico e hipócrita. Entre otras cosas, eso es producto de no haber leído a George Orwell, pasar mucho tiempo revisando el blog y tener demasiados amigos morbosos ansiosos de ver la sangre de un texto en la forma de faltas de ortografía. Lo lamentamos mucho y prometemos que seguiremos luchando tangencialmente para que en este país se instaure la educación que el pueblo se merece. Porque no nos gusta discriminar. Ni que nos discriminen.

    ResponderEliminar
  21. La educacion habla de las costumbres de nuestros padres al momento de criarnos de pequeños, algunos lo dicen con conciencia, otros por paporrete (o sea, impulsivamente... como yo) y otros como una necesidad (para sobrevivir en la jungla de cristal.

    Son cuatro palabras que te abriran cualquier puerta en el sentido mas ilusirio de la noto, pero es una costumbre que estamos perdiendo con tanto malo trato e insensibilidad de nuestra sociedad.
    Eso de pedir permiso mientras se esta abriendo camino a codazo y rodillazo es tipico, pero creo que aca pasan cosas de campeonato, cuento esta anecdota que me ha pasado.

    1.- Un micro copado, alguien se baja, al rededor de ese puesto una señora, y dos caballeros (yo incluido); mientras nos miramos las caras un cuarto desprevenido arroja su mochila sobre el asiento vacio, para "indicar" que el se va a sentar ahi entre tanta duda. Personas asi me revientan la paciencia. El otro sujeto y yo le decimos su vida entera al confianzudo, pero nos responde: Esta ciudad es de los vivos". (sin comentarios)

    La cortesia y los valores estan en extincion hay que enseñarle a las nuevas generaciones esas cuatro palabras pero que no sean dichas de manera impulsiva sino de corazon.

    Yo agradezco cuando paguo mitad de precio por unas cuantas calles (esto no se puede hacer en España lo he comprobado), si voy un par de calles antes de subir le informo al cobrador que "china nomas" hasta tal lugar si el me dice que si, subo y me quedo de pie aun si hay asientos libres y agradezco al bajar.

    Saludos y hasta otra oportunidad.

    Adeu

    Pepao

    ResponderEliminar
  22. Totalmente de acuerdo con tu post.
    Aquí en Buenos Aires la situación incluso es un poco peor, ya que esas palabras incluso están desapareciendo del léxico cotidiano. En el resto del país, sí perduran.
    Te doy mi visión acerca de otros países: en todos es más o menos parecido, incluso en los europeos, que se presume, son más "civilizados".
    Hay una sola excepción a la regla: Ecuador. Esto fue lo primero que me sorprendió de ese país. En ningún otro lugar del mundo encontré gente tan educada, tan solícita y tan bien predispuesta como allí.
    Un abrazo, y como siempre, es un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  23. disculpa .. puedo dejar un comment?

    ResponderEliminar
  24. yo me creia observador de algunas conductas, pero con este post me mataste. En realidad el decir permiso o disculpa, te libera de actuar como se plazca, y el otro no se puede molestar porque le pediste permiso. jajaja
    Y lo de la micro es un clásico, sobretodo de la gente que cree que por sus años o su condicion tiene derecho sobre otros. Recuerdo mi epoca de estudiante en la cual ni siquiera me pedian permiso para pasar por el pasillo en la micro. Ahora, al menos me avisan antes de empujarme.
    Hace rato no me daba una vuelta por acá. Te pasaste.

    Ahhh, y en un post anterior preguntaste por tu foto y .... es sensual. jajajajajaj
    siempre entretenido leerte

    ResponderEliminar
  25. Guajaja, palabritas esas... a mi si no me dicen 'por favor' no hago nada... y miro fijo o le digo que sin esa frase no hay caso... jijiji


    Bueno, toy cansadita asi que dejo un abrazo. Chau :D

    ResponderEliminar
  26. mmm mágicas palabras pero no siempre hechiceras...
    un saludo

    ResponderEliminar
  27. Ni la forma, ni el fondo. La intención no cuenta, porque el cielo está lleno de "bien intencionados" que se quedaron ahí.
    Me he reido de buena gana con tu post.
    Creo que prefiero la verdad ante todo.

    Ser "descarnadamente honesta" sin adornos.

    ResponderEliminar
  28. palabras magicas son mis favoritas.las digo casi a diario,"por favor" podrias dejar de hablar tantas estupideces,o "gracias" por tu ignorancia que me hace quedar como mejor persona",o tambien "permiso que me estorbas" o la infaltable "disculpa" es mi favorita."disculpa" pero me llenaste la cabeza,o "disculpa" pero ya no te amo"."disculpa" pero me tientas."estas frases son como los legos de mis conversaciones,se puede armar cada situacion a gusto propio
    del estado de animo o del afan de provocar.que es lo que me mueve para salir de la cinica rutina de conversaciones y codigos de comunicacion tan viejos como el hilo negro.

    ResponderEliminar
  29. Me acordé de una canción de Mazapán en clave de charlestón cuyo coro decía "con por favor y gracias, con por favor y gracias, con por favor y gracias...todo resulta mejor"; veo que Cristian ya lo había hecho antes, en todo caso.

    Bien utilizadas y con el criterio suficiente, estas palabritas mágicas abren puertas; con los choferes del Transantiago se está viendo...serán lentas las máquinas, pero se nota que a los tipos los han pasado por un curso de modales. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  30. Vamos a ver: el gracias lo digo prácticamente siempre, y en general no queda mal. Donde tú pones permiso y disculpa, yo unifico las dos con "perdón", muy práctico y muy bonito y muy humilde y muy educado, aunque de vezn cuando algún gilipollas me contesta "te perdono", y en cuanto al por favor, yo creo que teóricamente siempre nos enseñan que hay que decirlo, pero que si te fijas en las peticiones normales queda demasiado forzado pronunciarlo, por lo menos en mi ambiente aquí en Madrid, y sale más natural sustituirlo con un condicional: ¿Podrías...? ¿No te importaría...? ¿Sería molestia...? Dime qué piensas, Lore. Un beso de
    Amor

    ResponderEliminar
  31. de salto en salto cai por aca.... me gusto mucho la forma como cuentas las cosas

    ResponderEliminar
  32. Buen articulo....son palabras esenciales de buena educacion y crianza que en estos tiempos se han ido olvidando. Yo por lo menos siempre, cuando la ocasion lo amerita, las uso causando a veces mas de una sorpresa......es una cosa que me enseñaron mis padres y que nunca se me ha olvidado. No cuesta nada mencionarlas y su uso te abrirara muchas puertas......claro que en ciertas ocasiones no producen el efecto deseado, caso real el de la micro al que muchos hacen referencia, ahi practicamente no funcionan.

    Saludos

    ResponderEliminar
  33. Yo siempre he sido educado asi que me identifico con tu articulo...y como ya dijeron; es cierto, cada dia la gente es mas rota....una lástima.

    Salu2

    ResponderEliminar
  34. Lo que importa no es pedir las cosas por favor ni dar las gracias,si no como se piden...
    Puedes comportarte bien y ser muy educado hablando ,pero si las maneras no acompañan ,son palaras que no sirven..
    Gracias ha sido un placer ,poder entrar y dar mi opinion y te pido disculpas si en algun momento mi comentario molesto ha alguien..Gracias.

    ResponderEliminar
  35. diskulpa, te puedo postear??????

    ResponderEliminar
  36. a ya bakan.... komo no dijiste k no...me supongo k si puedo !!!

    :)


    jaja mori de la risa...aparte k siempre k eskribes este tipo de kosas es komo por weas k te akaban de pasar ese mismo dia y eso le da mas sabor a los post

    jaja

    besos

    bye!

    ResponderEliminar
  37. Hola Lore; muy entretenido el post, palabras mágicas en la mayoría de los casos, claro, que si pido permiso para pasar y me ignoran, yo no paso no más, levanto la voz y lo pido mas fuerte.

    Pedir disculpas por nada, no, no le encuentro asunto y no lo uso, el por favor para pedir algo, y dar las gracias cuando me atienden o me pasan algo, si,por supuesto que las uso.

    Muchos cariños

    María Paz

    ResponderEliminar
  38. Emm, jaja, qué chiste. No me había dado cuenta todo el ridículo que rodea a esas palabras, porque sencillamante las tengo en el ADN. Me enseñaron a decir todo eso desde chiquitita. Y no me las había cuestionado nunca!

    Oh.

    Saludos MArinos!

    ResponderEliminar
  39. Una palabra que es realmente magica, màs bien una frase, es aquella cuando estas en un grupo de los más feliz conversando, y llega alguién, y dice:

    "Les molesta si fumo", casi nadie dice si, a pesar de que si te moleste, o sea vamos a lugares de fumadores, a locales de fumadores, y no nos molesta, porque asumimos el riesgo, pero consideramos que en ciertas partes no es grato que se fume, y lo que nos molesta es que cuando respondes con un "SI" a esa frase, los individuos que la han formularo, con una gran risa, tirando a sarcastica, encienden el cigarrillo igual, y dos opciones, o te vas y quedas de mala onda, o soportas a esa persona, solo porque es incapaz de fumarse un cirgarro sola.

    Que mal educados.

    En fin, "Les molesta si fumo" una frase magica a tener en cuenta

    ResponderEliminar