domingo, abril 16, 2006

Colon Irritable

Estas dos últimas semanas he estado supuestamente estresada… llena de trabajos, tareas y pruebas (las primeras del semestre) lo que podría haber desencadenado en nervios… que según dicen, se acumulan en el colon (o intestino grueso). Como no puedo contradecir al médico, supongo que eso debe ser… nervios.

Esta “enfermedad” la traigo conmigo desde el año 2000 si no me equivoco, por ello es que me he acostumbrado un poco a la idea de que en algún momento del año me va a atacar… pero costumbre no significa, que sea agradable…




Yo soy bastante relajada, casi nunca me estreso, no ando alterada por la vida (aunque digan que tengo carácter fuerte)… y debe ser, porque mi panza absorbe todo el nervio…

Me dediqué a indagar sobre el tema, porque estoy viendo necesario empezar a controlar mis hábitos alimenticios, y mi estilo de vida :(… aquí va…


¿Qué es el colon irritable?


El “Colon Irritable” o “Síndrome del Intestino Irritable”, es un cuadro crónico que se caracteriza por dolor abdominal y/o cambios en el ritmo intestinal, pudiendo acompañarse de una distensión abdominal (hinchazón, que es lo que más me carga porque ando guatona por la vida) sin que se demuestre una alteración en la morfología o en el metabolismo intestinales, ni causas infecciosas que lo justifiquen.

Como no existe ninguna correlación orgánica que permita a los médicos diagnosticar esta enfermedad, se considera una enfermedad funcional, y por ende, se le atribuye a los nervios de la persona. Dependiendo de la gravedad del dolor, del hinchamiento o de los malestares, tener colon irritable podría significar para una persona tan sólo una molestia, y para otra, afectarle a tal punto de tener serios problemas personales, sociales y/o laborales.

Los síntomas habituales son: Fuertes dolores en la panza, que se alivian habitualmente al ir al baño, diarrea, estreñimiento o alternancia de periodos entre una u otra, fatiga, gases (puncitos), evacuación incompleta de heces o cuanto menos esta sensación, mucosidad en las heces, malestar general, en especial en las primeras horas del día.

Nadie ha podido afirmar con exactitud por qué se produce este trastorno. Se debe a una interacción de diferentes aspectos dentro de los que destacan principalmente la alimentación y el estrés.



ALIMENTACION:


Quien tenga Colon Irritable es consciente de que hay alimentos determinados que empeoran sus síntomas. Cada persona suele ser intolerante a ciertos alimentos y en aquí se encuentran los que en un mayor porcentaje se asocian a ella:

Trigo, productos lácteos, café, cafeína, té, pancitos y queques, chocolate, alimentos refinados/procesados (vienesas, paté, longanizas), frutas confitadas, bebidas gaseosas, sopas de sobre. (he podido confirmar que todos estos alimentos de una u otra forma me han afectado… incluso el yogurt me produce un gran dolor abdominal). Lo peor de todo es que son justamente esos alimentos los que más ganas me dan de comer cuando estoy enferma… y entonces desencadeno una ansiedad del porte de un buque.


ESTRÉS


El estrés afecta a cada persona de distinta forma (taquicardias, dificultades respiratorias, ataques de pánico, insomnio) pero en el caso de aquéllas que padecemos de Colon Irritable el punto débil son los intestinos. El Estrés (o stress) es la reacción del organismo cuando se supera nuestra capacidad de adaptación al ambiente, sea por pérdida de algún ser querido, fracaso en el trabajo, desánimo producto de X factores, etc.


Para tratarlo me han recomendado

que haga Yoga… y lo hice… que hiciera ejercicio… y lo hice… pero soy tan poco constante con los ejercicios, que nunca logro erradicar 100 por ciento este desagradable síndrome.

Y sé que debo dejar de fumar tanto, porque me hace mal… y no sólo para el colon… y que debo dejar de tomar Coca-Cola y carretear tanto. Debo evitar las grasas y frituras (me encantan las papas fritas), los productos lácteos (soy fanática del queso), la cafeína (no puedo vivir sin mi café mañanero), los chocolates (justo en período de semana santa)… Lo más importante de todo: aprender a masticar la comida… Y por otro lado aprender técnicas de relajación, y volver a ir al gimnasio a hacer la media hora de bicicleta y los 15 minutos de escaladora que hacía antes…

Encontré una especie de dieta (o régimen) por si alguien que tiene el mismo pésimo y mal problema que yo, la siga… a ver cómo nos va…


Desayuno y once:

Leche de almendra, infusión de té o café. Azúcar. Pan integral. Margarina. Frutas: manzana, pera, plátano... Zumo natural de frutas.

Comidas principales:

Caldos y sopas de vegetales o carnes, no grasos.

Pastas, patatas cocidas o al horno. Arroz.

Carnes sin grasa (ternera, pollo, pavo, cerdo, cordero) cocidas, al horno o plancha. No fritas.

Pescados de todos los tipos, no fritos.

Huevos.

Todas las verduras excepto las arriba indicadas.

Ensalada de lechuga, escarola, tomate.

Frutas: manzana, pera, plátano. Manzanas al horno. Jalea.

Pan integral.

Aliños:

Aceite (oliva, girasol, maíz): dos cucharadas al día.

Bebidas: solo agua o zumos naturales de frutas.

Puede condimentar con sal, salvo que no esté indicada por otras enfermedades (hipertensión...).


Y como estoy enojada con mi guata… FUCKIN COLON!!!

Fuente: la web del colon irritable