viernes, octubre 07, 2005

La Famosa Campaña

No me puedo quedar callada. Esta custión de la campaña del condón...


Llega a parecer irrisorio que planteen que la campaña es vulgar, subida de tono o que atenta contra la moral y las buenas costumbres... La Iglesia plantea que la educación sexual se debe dar en el hogar y en las escuelas y dice: "la actual campaña en vez de abordar la causa del problema, apunta a evitar sus efectos, recomendando técnicas preventivas que presuponen una actitud permisiva de la causa del problema, como son las relaciones sexuales sin un trasfondo de amor maduro y comprometido en el matrimonio". Pero lamentablemente esto es algo no ocurre. El sexo no es algo ligado al matrimonio, es lo que los curas quieren, pero NO VA SER JAMÁS. Es un acto natural, producto de sensaciones, emociones... claro, uno tiene la opción de decir que sí o que no, pero no pretendan que tengamos que casarnos para practicarlo... Está bien la postura de aquéllos que "se revervan", pero en el libre albedrío, cada uno decide lo que más le parece hacer.


Los padres no se atreven a conversar con sus hijos de sexo
, y aunque en cierto modo es un deber, sucede que los hijos se avergüenzan de conversarlo y responden con un "ay, papá si yo na' que ver con eso" o los papás no se atreven; en los colegios no se habla de esto, para los alumnos resulta incómodo y se ríen, y no le dan importancia, y si se habla, es probable que hasta ahí no más llegue...

"Aunque los jóvenes inician su vida sexual cada más temprano no significa que sean promiscuos. Y el problema aquí es la promiscuidad, porque con esta campaña no se guía hacia una conducta responsable, como es la fidelidad hacia una pareja única y la abstinencia, sino que se enseña a usar un elemento como el condón que alienta conductas riesgosas. Por eso, lo peor es que salga una escolar promoviendo los condones; eso es grotesco". ES LA REALIDAD QUE HAY NO MÁS. No se trata de ser pesimista y pensar que esto no va a cambiar... pero es difícil, muy difícil...
Y además, lo que se está protegiendo es que no nos contagiemos de SIDA. Y el profiláctico es la única alternativa para evitar contagio... ¿qué tiene que nos propongan usar condón? ¿Cuál viene a ser el problema? No veo lo grotesco. El SIDA es una enfermedad, que debe tratarse como tal. Estamos previniendo el contagio, independiente del tema valórico, es como vacunarse contra la influenza.
Puedo asegurar que ningún joven se siente ofendido con la campaña, si no fuera porque la tele y la prensa y la Iglesia y la UDI saltaron, nadie tendría problemas con la campaña.
Lo grotesco, al parecer, es que el mensaje de la campaña es muy literal, no hay que leer entrelíneas, y eso es lo que molesta...la falta de sutileza.
Si se quiere llegar a las personas, los mensajes deben ser directos, y me parece que la campaña está bien.
De todas formas, poniéndome del otro lado, es verdad que es necesario hablar con los jóvenes que comienzan a tener una vida sexual activa...es aberrante ver que niñas de 13-14 años quedan embarazadas, que el tipo se echa el pollo y ella y su familia deben "aperrar" con el condoro...
Y esto no ocurre en los sectores de bajos recursos no más. En los sectores altos también ocurre, con la diferencia que se esconde mediante abortos, hay muchas movidas, todo queda en absoluto silencio y las lucas vuelan.
Entonces veo las inconsecuencias: Por un lado protejemos la familia sin permitir el divorcio, impedimos el aborto, queremos jóvenes abstemios de sexo, que no consuman drogas ni alcohol, que todo sea un paraíso perfecto... CIEGOS!!!!
No quieren abortos, pero prohiben el uso de anticonceptivos (Opus Dei), píldora del día después...y el número de niñas embarazadas aumenta considerablemente... y luego se dice que en los segmentos pobres hay falta de educación sexual...por favor!!! eso no es cierto. Se da en ambos sectores. Las hormonas no saben de plata.
Hay que plantear soluciones con respecto a lo que sucede de verdad, y ésta es una de ellas. Buscar soluciones a las necesidades actuales y no a las hipotéticas o las que a la Iglesia le gustaría que fueran.
No tengo nada en contra de la Iglesia, pero considero que a veces es demasiado ciega para ver la realidad...
Y esto es pa' que se rían un rato.