domingo, octubre 02, 2005

De todo un poco



La rutina nos vuelve medio maniáticos de "lo que hay que hacer".

Porque hay que entregar tareas, trabajos, informes, rendir pruebas, tests, ir a clases...y además se supone que uno debería hacer deporte para mantenerse en forma, y leer el diario para estar informado del acontecer nacional y mundial y poder opinar algo en alguna sobremesa, y si además se piensa en tener pololo, pffff !!! no alcanza el tiempo para nada. O alcanza para todo, pero para nada más que para ese todo.
No me quejo tanto del tiempo en realidad, porque a pesar de que no me sobra, no me falta tampoco, y si no, me lo hago...ése no es el punto... Lo que me enferma es todo lo que hay que hacer...

Me puse ALEGONA...
Ya relax.

Es que no sé si tendrá algún espacio para mí...con todo lo que hace y todo lo que olvida.

Debo ir al dentista, y no he ido a terminar el tratamiento...me hice exámenes y no los llevé a revisión...porque miré los números y como estaban dentro de los parámetros de "normalidad" supuse que estaba bien. Y no me hice el tiempo...y no creo que me lo haga.

La semana pasada resultó todo bien dentro de lo que se pudo. La lluvia no nos jugó en contra, aunque sí nos amenazó. Me alegró mucho la participación de gran parte de la carrera. Muy entretenido el asado, aunque no probé la carne.

Y esta semana se viene estresada a full.

Puaj!!! Por lo menos escupí bastante.




De todas formas no todo puede ser tan peor...hay sonrisitas que alegran el día. Alguna copucha me hará reír, sin duda...

Y dormí muuucho este fin de semana :)