lunes, enero 01, 2007

Lavadita

Les deseo un muy Feliz Año 2007 a todos…

Quiero empezar el año con un post que deje alguna huella… quisiera escribir sobre algunos de Ustedes… es fácil para mí por lo menos darme cuenta que hay un mundo de personalidades en este conventillo bloggero. Tengo claro que el tema está más que trillado, pero no está de más de repente repetir el plato… total, cuando se saborea varias veces se empieza a agarrar mejor el gustito, tanto como puede provocar náuseas…


No sé aún si referirme a personajes específicos o simplemente tirar dardos al aire y que lo atrape el que pueda y se sienta tocado… no sé cómo va a quedar este post, pero por lo menos tengo intenciones de que quede bueno…

Quizás si hablara un poco de mí misma le daría un poco de sustancia a este tema... partamos por la dueña de casa… ya, me creo una Diva y supuestamente soy un Demonio… suena súper raro todo eso… ni yo misma entiendo bien qué cresta es lo que quiero decir con eso, suena extraño… filo, al final lo que queda en la memoria colectiva es que hay una mina tipo Diva en Conce que es un Demonio…

¿Qué es ser diva? ¿Y por qué un demonio?

Lo de demonio no es tan difícil de entender, pero igual es un término extremadamente exagerado para referirse a una mujer que tiene carácter… si no es pa’ tanto… Si quisiera ser realmente un demonio llego y me cago a varios expresando públicamente algunos secretillos que me han confesado y por mi especial condición demoníaca quizás no debiera importarme… pero no, no soy así… o por lo menos no he sido así (hasta ahora). No he hecho pacto con ningún ser sangriento, y menos he sido seguidora del recién fallecido Satanás chileno… así es que lo de Demonio, ufff, es complicado de definir, pero aún así me gusta... Garras no me faltan...


Y lo de Diva… me imagino a la Moria Casán, a la Susana Giménez, a la Marilyn Monroeno tengo las pechugas tan grandes y mis labios no son lo suficientemente sexies… No me parezco en ningún caso a la chula de la Luciana Salazar (aunque tiene su atractivo, hay que decirlo) y agradezco al de allá abajo no parecerme mentalmente a esas pobres mujeres-modelos Argentinas que son ultra cotizadas en nuestro país, específicamente a la Granata.

No sé exactamente lo que significa ser una diva… vamos a averiguar… Encontré en una página un mini test para saber qué tan Diva eres… es decir, qué tan Diva soy… y éste el el resultado… 16 a 22 puntos. Sueños de diva. A veces lo haces a sabiendas en otras no, pero sin quererlo ni comerlo, hay días que te sientes como una diva y ¿por qué no?. En esos días tu seguridad es abrumadora, tu energía inspiradora y tu personalidad embriagadora, todo una mezcla divinizante.” Soy una Diva entonces ajjaajja… Encontré la definición en la RAE y resulta que Diva(o) es sinónimo de arrogante y soberbio… ufff, qué pueden esperar de mí entonces…


Siguiendo con el plan inicial… estaba pensando en qué opinar… pero no sé si sea una buena idea… Voy a generalizar y en una de esas caigo en el mismo saco que todos... espero que no sea así…

He conocido gente inteligente. Personas que tienen una capacidad de entender sucesos y de analizar muy bien algunas cosas… no podría decir que existe gente tonta en este mundillo porque para poder escribir frases coherentes y que puedan ser leídas por otros se requiere de cierta astucia… aunque sea la del Chapulín Colorado, pero aún así, es algo… Por otro lado, he “visto” personitas con una necesidad de atención gigantezca. Me he dado cuenta que se cumple a cabalidad una frase que he escuchado de varios profesores “el papel (en este caso el PC) aguanta todo”. Uno puede escribir tanta brutalidad, ingresar a un programa de cálculo valores estúpidos y éste va a entregar un resultado tan estúpido como los input… Bueno, en la blogósfera pasa lo mismo… Cada quien es dueño de su espacio, cada quien escribe lo que le parece, cada uno es dueño de sus opiniones… el problema se suscita cuando uno escribe algo que a algún personaje piensa de forma completamente diferente…
Como no hay caras, como no hay gestos, es refácil llegar y atacar al “oponente” de forma barata, gratuita, pendeja y hasta rasca. Obviamente, ante ese tipo de agresiones uno (o sea yo) siempre mantengo mi dignidad y trato de defenderme lo mejor posible… no suelo ocupar adjetivos descalificativos para creer que gano una discusión… no es mi estilo…

Y a propósito de ordinarieces… tuve un problemita con un personaje cercano, hace dos días… Otra vez, corroboré que la rotería es genética… va metida en el ADN… no sé si es un virus o una bacteria, pero definitivamente es asesina…


¿Por qué hay gente que no sabe discutir en buenos términos? ¿Por qué algunas personas se ponen un caparazón de garabatos para defender su postura? … Un misterio sin resolver…

Vuelvo al tema inicial…

Hay gente inteligente en este mundillo… hay personas que saben expresar sus ideas de manera muy convincente.

Pero hay otras… ufff!!!

Está el tipo que echa puteadas al mundo,
está el que está siempre encomendado a Dios para todos sus metas y logros,
está el que necesita contar todas sus cosas para sentir que vale algo en el planeta,
está el que necesita que le digan amén en todas las cosas que dice para que creerse superstar,
está el que nunca queda mal con nadie,
está el de palabras gruesas y ofensivas, y
está el que palabras nobles y un poco víctimas,
está el que mientras escribe llora,
está el que cuenta historias estúpidas,
está quien escribe cuentos sin sentido,
está el mamón que cree que acercándose a otros gana espacios,
está el gritón, el inconsecuente, el arrogante, el soberbio, el fundido, el revolucionario, el llorón, el ordinario, el educado, el soñador, el simpático, el que tiene síndrome de Todopoderoso… hay de todo y para todos los gustos…

Está en Ustedes saber quién es transparente en su forma de expresarse y quién es el que cuando tiene la oportunidad te apuñala por la espalda... vamos!!! yo voy a convertirme en una de esas... cuando sauqe algo a favor, si no no... de a poco se empieza...

Y aquí estamos nosotros...

Les deseo un muy feliz año…
éste será un verano muy inspirado…