sábado, agosto 04, 2007

Ego, ego

A veces siento que soy diferente porque me fijo en TODO… y voy pensando por la vida “Voy a escribir sobre esto”…
Producto de ese “don” es que tengo temas para escribir, porque escribir poesía no me gusta mucho (me aburre), noticias varias no me gusta comentar, no hablo de farándula porque es un tema inútil para mi gusto, no hablo de fútbol porque no soy fanática y no me interesa…

Y así, sumando temas de los que no escribo, por descarte entonces llego a esta línea editorial un tanto egocéntrica que me hace parecer ante sus ojos como una mina que se jura perfecta, que cree que todo lo que piensa está bien, que se queja de los cuicos, de los rotos, de los de derecha y los de izquierda, que cree que la gran mayoría de las personas está equivocada y espera que los lectores la apoyen en sus afirmaciones… esta mina es quejona, alegona… rebelde, se cree Diva… dice llamarse Demonio pero en la intimidad es más dulce que un Candy, y en realidad no es ni perfecta ni diva.

Y para qué todo esto… para demostrar que tengo ciertos rasgos de egocentrismo, pero no soy la única… Ego, ego…

Un ejemplo claro de ego y de individualismo puro aparece cuando uno maneja un auto… uno siempre quiere “ganar” espacio en la pista, si el del lado señaliza que quiere cambiarse a TU pista, no lo dejas porque te interrumpe, pero no falta el barsa que se tira encima igual y uno alega porque el tipo es muy patudo…

Me han dicho varias veces (mi copiloto): “para qué lo dejaste pasar, viste que te adelantó” a lo que yo respondo: “déjalo, a mí no me afecta, no voy apurada”… El conductor siempre va apurado… siempre necesita adelantar, es algo inherente a su calidad de conductor… es cierto... yo no soporto avanzar a 50 km/hr… me aburre, me estresa… me gusta la velocidad, obviamente moderada, y me cargan aquéllos lentejoides que van por la calle como si anduvieran en un tour conociendo la ciudad.

Tantas veces se ha comentado la agresividad del conductor (peor es cuando se trata de choferes de micro o de colectiveros)… el vehículo se vuelve el arma de ataque… ataque contra otros vehículos y contra peatones que cruzan a mitad de cuadra también… nadie se salva… eso es lo más terrible. La única forma de frenar a los cínicos al volante es que al mismo tiempo circule un auto o moto de carabineros… Lo he visto, por lo que lo aseguro.

Los peatones, como ya lo decía, cruzan en cualquier parte: eso los hace individualistas y más encima suicidas involuntarios… juran que el conductor puede frenar el vehículo de un zuácate… el auto en movimiento lleva inercia, y por eso no puede frenar al instante y se arrastra un poco con ese chillido infernal de sale de las ruedas… ¡¡Mala onda los peatones!!! Todos somos peatones irresponsables en algún momento del día, así es que el palo se reparte entre todos.

Me ha pasado tener que frenar aunque yo tenga verde para que algunos personajes puedan cruzar con toda calma… el bocinazo es algo que sale natural en esas ocasiones… Y también me ocurrió que estando en una vereda esquina para poder cruzar, un autito Meche pasó tan cerca que tuve que correrme hacia atrás porque al loquito se le ocurrió pasar por sobre la cuneta.

Individualismo… “No me importan los demás por eso boto el papel del helado en la calle, por eso tiro las cáscaras de naranja por la ventana de la micro, por eso empujo enérgicamente excusada en un “permiso” que se escupe por costumbre, guardo puesto en la fila a 10 personas, total yo voy primero, en el estadio grito garabatos porque en mi casa no me dejan, dejo la mano puesta sobre la bocina 20 segundos porque me encanta hacerlo cuando voy apurada… Me da lo mismo lo que pase con el resto, si a otro le molesta que se aguante, porque YO siempre soy más importante.”

Ego: “Blog blog blog, yo yo yo yo … Fotolog, fotolog, fotolog… diarios de vida., soy yo, muy importante, la mejor de todas, la que nunca se equivoca, la que no reconoce errores, la que le echa la culpa a los demás de los fracasos personales, la que cree que siempre tiene la razón, la que pide que le digan el flog que se ve linda, guapa, bella o rica, da lo mismo…”

Jjeje… exageración al máximo… Ojo que no hago TODAS estas cosas, las del item “individualismo” por lo menos ninguna… jajajaja, pero es verdad que siempre tengo que dar mi opinión y no me quedo nunca callada, y a veces peco de creer que siempre tengo la razón, aunque sé reconocer mis errores.

Y tú, qué tan egocéntric@ puedes llegar a ser???