martes, febrero 13, 2007

Vacaciones…

Si bien durante los últimos meses del año estamos esperando ansiosos que llegue el verano para salir de vacaciones, aspirando ir a la playa y pasarlo chancho, a veces esas ganas se quedan estancadas… porque no todo el mundo sale de vacaciones durante el periodo estival, con excepción de si eres tu propio jefe o eres un médico con plata y minutos de vuelo acumulados. Suena a resentido mi comentario, pero no lo es… de hecho es una realidad que mucho de Ustedes compartirán conmigo, porque doy mis dedos a que más de alguno de quienes están leyendo esto lo hacen desde la oficina… jejeje…

Mis padres son biólogos… he estado rodeada de sapos, culebras e insectos durante toda mi vida… no crean, por favor, que mi casa parece laboratorio porque no es así… por suerte. Por qué les decía lo de los animalitos aquéllos… nuestras vacaciones de infancia nunca fueron vacaciones, aunque nosotras no lo sabíamos… las salidas a acampar con mi familia no eran precisamente por el turismo aventura, sino que más de alguna de esas salidas era una salida a terreno camuflada en la que mis papás aprovechaban de colectar especimenes para llevar al laboratorio. Mi mamá hizo su doctorado mientras nosotras éramos pequeñas y dedicó varios años y por ende varios veranos de “vacaciones” a colectar variedades de “procalus” (para los ojos de cualquier mortal, son unos bichos verdes sin gracia) en distintas regiones del país… y así pasábamos nuestras vacaciones acampando a orillas de ríos, lagos, incluso antejardines de familias de buena voluntad.

Lo bueno de todo esto, es que lo supimos cuando éramos grandes… Para nosotras (mis hermanas y yo) las vacaciones eran diferentes a las de nuestros compañeros, pero eso nos hacía sentir especiales… varios de mis compañeros iban al extranjero, otros se quedaban en la casa mientras sus papás se iban de viaje, y otros nunca habían salido de camping… y yo tuve la oportunidad de ir a Argentina, recorrer la pampa en auto, conocer varios lugares de nuestro país, probablemente a bajo costo, pero insisto, para un niño lo importante es pasarlo bien y eso era precisamente lo que hacíamos…


Con el tiempo, debo reconocer que las vacaciones en familia me han empezado a aburrir un poco, principalmente porque
no me gusta que me dirijan mis tiempos. Me gusta decidir a qué hora me levanto, me ducho, almuerzo, etc… en cambio cuando se sale en patota hay que regirse por ciertas normas como los horarios y me carga…Peco a veces de hacer lo mismo con otras personas, eso de dirigir los tiempos...

Éste será, quizás, mi último verano con vacaciones ociosas… el próximo espero estar haciendo mi memoria y/o trabajando en alguna empresa haciendo práctica…

Por el momento, me carga hacer nada… me siento un poco inútil… despierto y quedo desocupada… pero me merezco este relax porque me esforcé harto durante el año ejeje… si no me echo flores yo, ¿quién? Pretendo ir a Viña la próxima semana a pasear con mi Fran igual que el año pasado, pero esta vez será con pololo y eso lo hace mucho más interesante…

Playa, arena, sol… El clima costero suele ser nuboso por las mañanas y el sol aparece durante el medio día… eso hace a la ciudad jardín un poco angustiante, por lo menos para mí, porque no existe certeza de que se va a despejar el día y siempre hay que andar trayendo un chalequito a mano… pero me encanta ir para allá porque todas las calles son transitables e iluminadas… No suelo ir a Reñaca, porque en realidad me da lo mismo mirar cuerpos musculosos y potos bronceados y por otro lado, no me siento parte de ese estilo de vida tan vanal… reconozco que ya lo viví en mis tiempos mozos y ahora lo veo como algo lejano… me llegó el viejazo jeje…

Qué manera de gastar plata en vacaciones!!! Siempre dan ganas de comprar un heladito, y no suelen ser de lo más baratos, la cervecita helada con los amigos, que el collar o la pulsera de artesanía, más las hamburguesas, los completos, los pasajes… esas ferias de artesanía son el templo de la perdición… por qué cresta siempre hay algo que quiero comprar y que nunca necesité… hasta ese momento… Cabe destacar que de artesanía tienen repoco. Venden libros pirateados, manteles de cocina, paletas, poleras de grupos de rock, cintillos, carteras, juegos de ingenio en madera, gafas, ropa importada de patronato, esmaltes de uña, fundas de cojín… imaginen todo lo demás.

Lean este otro post que publiqué en Clogers... me mandé un viajecito a Lican Ray el fin de semana... llegué hoy.


Quiero hacer una venta de garage… ¿creen que me resulte?


PS. Estuve ociosa por unas semanas, cuando mi PC estaba muerto y me dediqué a crear escenarios con mis Barbies y algunos juguetitos de mi Fran... Los posts que sigan tendrán parte de esas fotos...