http://loreortiz.blogspot.com/">Loreando Ando (Un Espacio para mí)

El Blog de la Lore

 
Bienvenid@
2245553250_95678d3be7
Soy: Lore Ortiz
Vivo en: Concepción, Chile
Profesión: Ingeniero Civil

Simplemente soy yo... Quiero vivir, dejar vivir y ser feliz...
Buscador
Google
Con Confianza



De todo un poco

Powered by Blogger

Mis visitas Free Web Site Counter


Castpost



Subscribe in NewsGator Online

Global Voices Online - The world is talking. Are you listening?

Personal Blog
Top Sites

Search 4 

Blogs

Technorati



Page copy protected against web site content 

infringement by Copyscape



Descargas
Parque de diversiones
sábado, febrero 17, 2007
Me gustan los parques de diversiones, aunque reconozco que antes era más valiente. Estos últimos años he entrado en conflictos internos conmigo misma porque no me atrevo a subirme a algunos aparatos…

Creo, que nadie es indiferente a la montaña rusa, sea por los gritos de las personas que bajan en un carrito a toda velocidad o por su altura, o por imaginarse dando vueltas en un loop venciendo la gravedad… por el motivo que sea, la gran atracción de un parque de diversiones es la montaña rusa… por qué se llama así, les cuento…

La montaña rusa debe su nombre a las diversiones desarrolladas durante el invierno en Rusia, donde existían carros deslizables sobre la nieve. Fueron también conocidas en Francia, donde agregaron los carros de tren a vías en desuso, y finalmente llegaron a Estados Unidos donde se les llaman Roller coaster y son una popular atracción diseñada para ferias, parques de atracciones y parques temáticos. (lo saqué de Wikipedia).


Sin ánimo de hacer publicidad, para los que no somos de Santiago, Fantasilandia era un destino infaltable. Durante mi época de chica audaz, recuerdo que para la mayoría de los huasitos provincianos en vacaciones era un sueño poder ir a Fantasilandia. Si no me equivoco, antes, este sitio gastaba harta plata en publicidad televisiva al igual que Mundomágico (que ya no existe). Para quienes no tengan idea de qué estoy hablando, Fantasilandia es un gran parque de diversiones que tiene varias montañas rusas, y juegos mecánicos
extremos no aptos para cardíacos ni mujeres embarazadas (por lo menos, eso dicen los carteles) que se encuentra en el Metro Parque O’Higgins en Santiago.

En el estero Marga-Marga se instala un parque de diversiones durante el verano, que me tinca que son los juegos dados de baja de Fantasiladia, pero no quiero especular, dejo el comentario hecho no más.

No sé si a raíz de la carrera que estudio o de mi viejazo ya no me atrevo a subir a cualquier juego. Me mareo, me da susto caerme… antes nunca me preocupé de nada, la adrenalina era mayor que mi cordura… pero últimamente me he idiotizado a tal punto analizo si al aparato le falta algún perno, o si las correas están firmes, o si se escucha algún ruido extraño… no disfruto los juegos, porque empiezo a pensar más de la cuenta… puros ataos no más jajajaj

Cuando era pequeña, me encantaba el tobogán… me daba lo mismo que el saco estuviera hediondo a cera, a medida que subía las escaleras para llegar a la cima, más crecía mi ansiedad… era la reina del tobogán… jjaja…
En un tobogán en Puerto Montt me lancé tomando el saco por los
lados… resultado: era tan poco el roce que tenía con la superficie que alcancé tal velocidad que en las lomas pasaba de largo como los esquiadores jajaja y cuando llegué final de choqué contra las rejas jjaja… nunca me olvido de ello y siempre me da risa recordarlo. Por lo tanto, les recomiendo que ocupen la mayor superficie posible para no volar como me pasó a mí.

Pero si hay algo que me encanta con todas sus letras y su significado literal ligado al encantamiento, es el carrusel… Nada más hermoso que un carrusel… A simple vista para un adulto es refome, porque después de dos vueltas es aburrido, eso sí lo reconozco, pero me fascina la forma de los caballitos, los colores, los espejos, las luces, la música, el sube y baja… Ya, me gusta ¿y qué? Jeje

Me aterra la rueda de la fortuna… parece que me da vértigo, me siento vulnerable y siento que voy a caer… no puedo decir nada más, me aterra.

Por último, lo que más gusta de los parques de diversiones populares no son los juegos mecánicos, sino lo que encierra… las palomitas de maíz, los churros, los algodones de azúcar, las papas fritas con dedo, el maní tostado o confitado, las mascaritas, los globos tipo pirula, el puesto del tiro al blanco, de lanzar las argollas a la botella con las cinco lucas, jajajaja… etc…

Fotos: Lore Ortiz

Personajes: Little People de Fisher Price

Coordinadora: Fran (3 años)

Etiquetas: , , ,

posted by Lore Ortiz @ 22:16  
27 Con ganas de hablar
  • At 2/17/2007 12:09 p. m., Blogger ....La Clau said…

    yo soy de lo mas cobarde que hay!!!
    no me gustan los juegos mecanicos, me acuerdo que cuando era chica, muy chica adoraba el carrusel, y siempre me subia a los caballitos.
    en la plaza Victoria de Valparaíso siempre hay unos juegos mecanicos para niños, y siempre que pasaba por ahi le exigia a mi papa unos minutos para subir al carrusel, o a un trensito con tunel de manzana.
    Bueee, ya no quepo ahi ni-K.

    saludos !!!!

     
  • At 2/17/2007 1:55 p. m., Blogger Angel y Demonio said…

    Jajajaja!! A mi ma pasó eso con el barco pirata. Fuimos con una amiga hace un tiempo y decidimos partir por ahi, porque recordabamos que cuando chicas era piola ... ERROR, casi nos morimos!!

    Luego descubrí que me pueden colgar de las patas si quieren, siempre que no sea demasiado veloz ... ya, ya se, tengo problemas con el control. :)

    Hace tiempo que no voy, quizas debiera darle otra oportunidad. :)

    Saludos!

     
  • At 2/17/2007 3:40 p. m., Blogger RIPNE said…

    Que buena!!! Me gusta el benji pero no esta en parques de diversiones. Igual me cago de susto y por eso es que me gustan los juegos, cuando te generan terror, adrenalina a full. Sino se pierde la gracia.
    Para variar me diste una idea. Siempre saco algún molde de acá. O son las letras de colores, o las temáticas, en fin. Thanks por eso.
    Pd: Jaja, la Fran ya está toda una productora logística para cuando escribes, jaja.

     
  • At 2/17/2007 11:03 p. m., Blogger Teobaldo Mercado said…

    Sí, el tiempo nos hace cambiar de manera imperceptible… hasta que uno se compara con el de antes y se da cuenta de lo mucho que ha cambiado. Yo tampoco me subiría tan campante como antes a la montaña rusa, así que te comprendo perfectamente. Con el tiempo uno aprende a ser menos osado y más reflexivo. Esto me recuerda lo que decía en el History Channel un hombre que fue paracaidista yanqui en la Segunda Guerra Mundial: “Cuando estaba en el ejército, ofrecían un sueldo mayor a los paracaidistas, así que como era joven e idiota me inscribí”.

    Yo mismo me asombro de ciertas idioteces que cometí cuando adolescente, de algunos errores y cosas demasiado osadas que uno hace merced a la juventud, un combustible muy especial para las gestas bizarras de las cuales luego nos arrepentimos.

    No te sientas mal por tu experiencia, que no estás sola en ella.

     
  • At 2/18/2007 1:36 a. m., Anonymous hoycomoayer said…

    Lore: Hola. Tu comentario apareció y de una forma muy cinematográfica. Gracias¡¡¡ En cuanto a lo de los parques de diversiones hago memoria y recuerdo un carrusel al que me llevaron con espejos y toda la parafernalia del caso.
    Gracias por recordarme al niño interno.
    Un saludo desde Colombia
    Alejandro
    p.d. Qué es un huaso?

     
  • At 2/18/2007 10:47 a. m., Blogger Daniel de Witt said…

    A mi también me encantan esos parques, y la montaña rusa es mi favorita. Cuanto más alta y más rápida, mejor.
    Nunca tuve miedo a subir, salvo en una ocasión: el año pasado, en un parque en Venezuela, una vez que se puso en marcha la atracción, comencé a descubrir que había varios tornillos flojos, que el aparato hacía ruidos muy raros, y que la única defensa para no caer al vacío era sostenerse lo más fuerte posible de un caño lateral, ya que el seguro estaba muy separado del cuerpo, y podía uno deslizarse por el medio.
    Fue tremendo, pero igual, aún no escarmiento. Veo una montaña rusa y allí voy.
    Un abrazo.

     
  • At 2/18/2007 3:20 p. m., Anonymous pequeñin said…

    Estuve hace unos dias en Buenos Aires, y fui al parque de la costa que queda en trigre ¡¡¡nunca más me subo a una montaña rusa!!

    Saludos

     
  • At 2/18/2007 7:06 p. m., Blogger Alita said…

    Que enorme recuerdo me has traído!!!!. Fue en Marzo de 1997... Y en Eurodisney París... Ese Space Mountain, que nadie quería ser los primeros y yo le dije si nos ha dicho primeros, PRIMEROS con dos cojones¡¡¡¡. Joder, es impagable. En serio, para mi fue muy especial, pero yo creo que más allá de mi experiencia personal... ese sitio tiene un mimo,un gusto por el detalle, es cojonudo, en serio, si podeís ir, no dudadlo y dejaros llevar que volvereis a ser niños...

     
  • At 2/18/2007 8:17 p. m., Blogger Lore Ortiz said…

    Alita... sí lo conozco...

     
  • At 2/18/2007 8:23 p. m., Blogger alvaro said…

    ¿cuales son las papas fritas con dedo?
    la única vez que fui a fantasilandia tenía 6 años ( hace muuuuucho tiempo) y de ahí que nunca me he subido ni a los autos chocadores......me da miedo que se me caigan los lentes o algo así ( que mamón soy)
    en realidad nunca he ido explícitamente a un parque de diversiones.....ni a los del marga marga, que me dan como mala espina
    bueno, peores son los que se ponen al lado de la plaza de mi pequeña ciudad
    y si, lo mas ricos son los churros, rellenos de manjar ¡¡¡

    saludos ¡¡¡¡

     
  • At 2/18/2007 8:26 p. m., Blogger Lore Ortiz said…

    Papas fritas con dedo: les decimos así con un amigo a los cucuruchos con ketchup que tienes que chuparte los dedos para no mancharte...

     
  • At 2/18/2007 10:16 p. m., Blogger Julio said…

    Lore
    Yo creo que estas reemplazando la adrenalina artificial por la pura, esa que nace de puro vivir no mas,, es mi impresión que a medida que maduramos, se hace mas importante la emoción propia de la vida, y ya no es tan entretenido buscar otras emociones,, bueno creo yo...
    Un beso

    Julio

     
  • At 2/19/2007 12:25 a. m., Anonymous pau said…

    Noooo, yo odio los parques de diversiones, odio fantasilandia o cualquier otra cosa que se le parezca.
    Es que tengo un problemilla: soy mala para sacar los pies de la tierra (y eso que soy libra, jaja).
    En serio, tengo un equilibrio atroz y esas cosas me desesperan, no me gustan... no es tanto miedo, es como falta de inestabilidad.
    Me embalé.
    Saludos.

     
  • At 2/19/2007 12:26 a. m., Anonymous pau said…

    falta de estabilidad.. quise decir.

     
  • At 2/19/2007 10:13 a. m., Blogger Águila libre said…

    Hola Lore: yo pasaba metida en fantasilandia cuando era chica, adolescente mejor dicho. Montañas rusas, toboganes, tagada y todos los juegos donde saliera bien moreteada, porque era "chorita".

    Pero todo cambio, con mis crisis de pánico, se me derrumbó lo "chorita", me empezaron los miedos, los terrores y nunca más y por ningún motivo me volvería a subir a ningún tipo de máquinas que me produzcan ni media gota de adrenalina.

    En el verano, las niñitas fueron al parte que está en el marga marga. Ellas están viviendo la adrenalina a mil, y yo, aterrada, sólo me subí al carrucel para acompañar a la Pía (de cuatro años) para que no se cayera, pero, aunque no asusten, termine mareada como pollo por la cabeza loca mía que decía, "tranquila, aquí no pasa nada" y me sugestioné. Nunca más, que se suban a lo que quieran pero no conmigo.

    Muchas gracias por tu saludo para mi cumple blog, es importante para mi y me alegré mucho de que estuvieras ahí.

    Muchos cariños,

    María Paz

     
  • At 2/19/2007 1:17 p. m., Blogger Cristian said…

    Anda a que salga rodando la rueda de la fortuna por falta de aceite o algo así. También me da susto, soy súper cobarde. Hace rato que no me subo a esos jueguitos.

    Saludos!

     
  • At 2/19/2007 1:56 p. m., Blogger Julio said…

    En realidad a mi nunca me gustaron los juegos donde mi estómago se movía en mil direcciones y el vértigo era lo divertido.

    Me gustan más los juegos de puntería o de azar, no me agrada mucho que vaya a toda velocidad en un carrito y me pongan de cabeza.

    Un beso

     
  • At 2/19/2007 3:45 p. m., Blogger MeRiAdOx said…

    Fui a Fantasilandia como a los 10 años (hace 15 años aprox) y cuando entré a la U, con Fantasilandia a 50 metros de mi sala de primer año me prometí ir como fuera... bueno, ayer por fin fui!!... y fue increible... 8 juegos en total... jamás me había subido a una montaña rusa y al primero que me subí cuando llegué fue al Boomerang... nunca pensé que me causaría el miedo que me provocó cuando la cosa partió... pero me subiría mil veces más.. además me subí a la montaña rusa antigua (Galaxy se llama), Evolution, Extreme Fall, un tobogan de agua que no es el black hole (me mojé como diuca)... pero el que más recuerdos me dejó fue el Tagadá... el dolor de espalda todavía lo tengo... uf!

    Saludos!

     
  • At 2/19/2007 7:40 p. m., Blogger Miss Granger said…

    Sabes tenía la teoría que me pasaría lo mismo cuando volviera a sbirme a la montaña, sin embargo cuando fui semanas atrás no lo experimenté, me gustó esa sensación de vértigo, lo que si me maree un poco en esos juegos que daban varias vueltas en distintos ejes.
    También me gust la comida snack que ofrecen, aunque despues de lo mareada que quede no habria sido capaz de comer nad.


    saludos

     
  • At 2/20/2007 12:36 a. m., Blogger General Tito said…

    Ufff, años que no subo en un carrusel, montaña rusa o rueda de chicago. Yo tb recuerdo cuando la adrenalina le ganaba a la racionalidad y me encaramaba en cuanta feria pasara por mi pueblo, hasta el dia en que el barco pirata salió volando por los aires. Fue una mezcla entre terrorifico y excitante ver como saltaba la gente pa todos lados mientras la mole de madera y fierro se arrastraba luego de caer...creo que de ahi le tomé un poco de miedo a las ferias...jejejej
    Saludos
    Tito

     
  • At 2/20/2007 12:48 p. m., Blogger _rETa___________ said…

    yo lloré la primera vez que vi a monga, jajaj ¿monga se llamaba, cierto? ¿la mujer que se transformaba en gorila? jaja y tuvieron que pasar muchos años para q me atreviera a subir al barco pirata, en síntesis, MAMÓN.

    saludos
    reta
    pd: te voy a agregar a mis links , siempre te leo, pero no me animaba a agregarte, si te molesta, me dices y te saco, no habría problema, chauuu.

     
  • At 2/20/2007 2:58 p. m., Blogger Pao said…

    Que tales recuerdazos con los parque de diversiones. aunque en mi caso los deje de visitar cuando deje de ser niño y no es que ya no me gusten, pero no ha habido otra ocasion.

    Supongo que la rueda de la fortuna es el que aca conocemos como Tagadá, que es un vomitido especgtaculo nada recomendable para estomagos incorruptos. Pero un vacilon.

    Deberia visitar un parque uno de estos dias, la pasaria pipa, como antes.

    Saludos desde LIma

    Pao
    Alma de niño

     
  • At 2/20/2007 10:37 p. m., Blogger Paulo said…

    Una de mis experiencias más inolvidables de los juegos mecánicos fue justamente en los del Marga Marga. Yo que en toda mi vida he sufrido de vértigo a lo más me subí a las tazas voladoras con mi hermana. En realidad al principio iban a tan poca velocidad que ya nos estábamos aburriendo en eso le gritamos al operador mas rápido, y cada vuelta que pasábamos por su lado lo retábamos a que le diera mas velocidad. Este hombre para demostrar las capacidades de su maquina le dio toda la velocidad que físicamente resistía, así que comenzamos a sentir los estragos de la fuerza G en nuestro cuerpo, en eso veo a mi hermana con los ojos desorbitados y con cara de disparar desde su desayuno hasta su almuerzo. Como puedes ver me baje vomitado de pies a cabeza y mi hermana casi desmayada. Desde ese día cada vez que voy a un parque de diversiones solo me milito a jugar en la excitante pesca milagrosa.

     
  • At 2/21/2007 1:16 a. m., Blogger ::: Isis ::: said…

    jajajaja

    Me hiciste remontar cuando era chica... :(

    Recuerdo que todos los años cuando viajabamos a Stgo me llevaban a Mundo magico y a fantasilandia, pero siempre mas divertido fue fantasilandia porque lo otro era como para muy niños.

    Pucha que linda esa epoca, lo que si recuerdo la ultima vez que fue me subi al boomerang y casi me muero de susto porque sentia que el asiento me quedaba grande... jajaja... ya no soy tan valiente como antes parece.


    Cariños Lore!

     
  • At 2/21/2007 4:30 p. m., Blogger Cristian Sepùlveda said…

    Me gusta más el parque de bebés, tiene más colores, sonidos y además no corres riesgos.
    Todos tus amiguitos juegan e incluso hechamos la siesta.

    Te estaré mirando..

     
  • At 2/21/2007 7:36 p. m., Blogger Luis Alejandro Bello Langer said…

    No voy al Fantasilandia desde hace 14 años, más o menos...igual, acá quedan ese y el Mampato; todos los demás desaparecieron (incluyendo el Mundo Mágico y el Parque Aventura).

    Mis recuerdos van más relacionados con los juegos de sala, podríamos decir...la carrera de caballos que se hacía mediante huevos que se rodaban hacia orificios, por ejemplo. O los juegos de las pinturas o la "pesca milagrosa"; de hecho, el Biorritmo lo conocí por primera vez allí (aunque no entendía ni jota qué significaba).

    El susto me lo llevé, cómo no, en El Secreto de la Pirámide con el famoso Monga. ¿Montaña rusa? Subí a alguna, de seguro...pero las de ahora son mejores (por cierto, con lo de la Guerra Fría, existía razón para no llamarlas así en Estados Unidos).

    Amigos mexicanos me hablan constantemente del Six Flags que tienen en el DF...ojalá existieran Parques así en Chile.

    Con mis amigos del Transporte Escolar en Sexto Básico fuimos a uno de esos Parques itinerantes y a menor escala (y menores recursos); lo pasamos bien...hasta a una suerte de Tagadá creo que nos subimos.

    Linda columna...más aún con el hecho de que Fran haya coordinado, jejeje. Saludos cordiales.

     
  • At 11/30/2007 1:21 p. m., Anonymous lucia de 9 años said…

    hola yo hasta ahora solo me e subido una ves a una montaña rusa y stuvo re demas cuando baje qeria subirme otra ves pero ahora ni en pedo me subo ,no me da no para decir que si me boy a subir jaja aunque es raro porque en el omnibus es que rueda y rueda y en esa parte que te deja arriba me puse a llorar y el la montaña rusa no al contrario e quria subir denuevo jajaja bueno me puse a llorar en el omnibus del parque porque tenia 8 años y bueno no ay anta diferensia en mi edad de ahora pero igual jejeje bueno chau, y si les parece poco le tengo miedo a los elefantitos boladores del parque que se llaman los dumbos!! jajaja porque un dia me subi con una amiga y casi me caigo por la culpa de ellaaaa jeje estango bien arribaaaaa!! si me ubiera caido me uviera echo porqueria jaja bueno ahora si chau.

    saludos!!!

     
Publicar un comentario
<< Home
 
Se me escapó de los dedos
Guardado y Archivado
Para visitar
Ellas y ellas
Powered by

Free Blogger Templates

© 2005 Loreando Ando (Un Espacio para mí) Template by Isnaini Dot Com