domingo, abril 15, 2018

Eliminar productos vencidos

Sacando una cuenta aproximada, debo haber botado al menos 40 productos vencidos, entre productos de belleza, alimentos y medicamentos. 

Cuando partí ordenando mi dormitorio, aparte de atacar el clóset y cómoda, me enfoqué en "desocupar" el espacio usado por la enorme cantidad de cremas, cosméticos y otros productos de belleza que estaban dispersos sobre distintas superficies y cajas.

Tengo algunas fotos para que se hagan una idea:


Los productos de este collage de fotos estaban todos o sin uso desde hace varios o definitvamente vencidos con sus etiquetas de vencimiento sacándome la lengua. Lo más triste es que mucho de ellos estaban con más de la mitad del contenido lleno y nunca los usé. Esto pasa cuando compras en caliente y te dejas llevar por ofertas o avissos de TV. 

Puse una publicación en Facebook de que trocaba todo esto por alguna planta y recibí una begonia. No es que yo quisiera intoxicar a otras personas, pero como era regalo, la persona que pasó a buscar las cosas, habrá tenido que revisar y ver qué le sirve y qué no. Ahí ya escapa a mi responsabilidad. 

Estas fotos que vienen a continuación son productos que tenía en el baño guardados adentro del vanitorio. Lo sorprendente es que el mueble vanitorio lo tengo hace alrededor de 6 meses y esos productos llevan vencidos al menos 1 año. O sea, los guardésólo por guardarlos. El desodorante lo tenía en mi oficina "por si acaso". Uff, menos mal que no tuve que usarlo.




Y para terminar, en estas fotos muestro un resumen de todas las comidas que tenían fechas de vencimiento de varios meses y años ue tenía en mi guarados dentro de mi despensa. De igual forma que lo he hecho con el resto de muebles, vacié el mueble de la despensa en febrero producto de los arreglos de la casa y volví a guardar los mismos alimentos vencidos sin revisarlos. Nuevamente, sorprende eso de guardar por guardar.





Obviamente al pasar por una crisis-golpecerebral-zamarreo-tomadeconciencia como ésta, me di cuenta de que me sobraban demasiadas cosas que no usaba, que ocupaban mucho espacio, que había que moverlas para limpiar, que pude haber ocupado más de alguna sin haber revisado su fecha de caducidad. Probablemente con las cremas aparte de alguna alergia no hubiera pasado nada más, sino que lo triste o llamativo de todo es que estuve con esas cosas durante muuucho tiempo sin uso y más encima gasté plata que de una forma u otra terminó desvanecida. 

Nota mental 1: No comprar nada que no necesite de verdad
Nota mental 2: Ocupar lo que tengo antes de comprar algo nuevo
Nota mental 3: Revisar las fechas de los productos y sobretodo los alimentos y ordenarlos en la medida de lo posible por consumos prioritarios. (Eso fue lo que hice con los paquetes abiertos de alimentos, y los puse en una caja de "prioridad" por sobre los que siguen sellados)