lunes, mayo 21, 2012

Linda frente al dolor


Cuando se acaba una relación de amor, el dolor se hace presente. Es normal sentir pena y desolación. Nos preguntamos por qué, qué habremos hecho mal, algunas somos masoquistas y nos inventamos motivos equivocados de por qué nos dejaron de querer. 
Muchas de esas veces creemos que tenemos toda la culpa y nos echamos para abajo. Lo peor es que pensamos que nunca vamos a poder superar el dolor. Importante es tener claro que esa sensación es temporal, que aunque suene cliché, el tiempo ayudar a olvidar y a sanar hasta las heridas más profundas ¿Y qué mejor que un cambio radical para volver a empezar?
Si estás en una etapa triste por culpa del desamor, te propongo que trates de hacer lo siguiente:
Cambia de look: Un nuevo corte de pelo o cambio de color, una manicure, una depilación distinta a la habitual (una brasileña, por ejemplo, solo para sentirte diferente). Si tienes algunos pesos de más, renueva tu clóset, vende o regala ese vestido que usabas para salir con él, cambia las zapatillas por zapatos más top… hay un montón de cosas que puedes hacer con tu cuerpo para sentirte mejor.
Haz ejercicio: Inscríbete en un gimnasio. La liberación de endorfinas es una buena forma de liberarte de la pena. Y además trabajas tu cuerpo para sentirte en forma y más regia.
Mueve los muebles de tu casa: Saca todas las fotos que te recuerden que él estuvo ahí. Cambia los muebles de lugar para que las energías estancadas se muevan. Además de cambiar el aspecto de tu hogar, podrás encontrar mejores formas de decorar. Quizás ese florero se vería mejor en otro lugar.
Sal con tus amigas y amigos: Una salida con tus amigas para desahogarte, te hará bien. Acepta invitaciones de amigos, arréglate como si fueras a una cita, aunque no lo sea.
Nunca olvides que eres lo más importante para ti misma. Si piensas que todo irá mal, lo más probable es que así sea. Cree en ti. Si no te quiso, alguien más lo hará. Si logras darte cuenta de cuáles fueron tus errores, intenta no volver a cometerlos. Las relaciones de amor son de a dos, pero la relación que tienes contigo misma es solo contigo. Si no te quieres tú, no esperes que otro lo haga por ti.
A pesar del dolor, nunca olvides de sonreír a quienes quieren verte feliz.