jueves, junio 16, 2011

¿Qué regalar a papá?


Durante años los comerciales han invadido mi cabeza durante el “mes del papá” con un montón de objetos y artículos indispensables para este hombre multifacético que tiene dentro de sus gustos dárselas de maestro constructor, de jugador y/o comentarista de fútbol, excelente anfitrión para los asados, computín y amante de la tecnología, fanático por los autos. Un hombre guapo que gusta del buen vivir, arreglado y perfumado, compartir con su familia y trabajador.

Para mi pesar, mi padre dista mucho de estas alternativas, salvo en lo trabajador y en lo guapo que dicen que fue cuando joven. Un hombre tranquilo, bueno para dormir siesta y ver tele, le gusta comer rico y sentirse cómodo en su casa. Pero, creo que hasta ahí no más llegamos.

Bueno, y si los comerciales no satisfacen las necesidades básicas que tiene mi padre yo entré en la necesidad de consultar si alguien podría darme una idea de qué regalarle para su día. Dentro de mi análisis profundo, de la búsqueda infinita del regalo más apropiado que pueda sorprenderlo, se me ocurrieron varias cosas y opté finalmente por las más útiles: calcetines y un pijama. A los hombres una puede regalarle este tipo de cosas sin que parezca una burla ni afectar su ego. No así resulta cuando se trata de una mujer. Si me regalaran calcetines, calzones (en lata) o un pijama para mi día o mi cumpleaños, miraría con ojos de extrañeza el presente, sin embargo, los hombres, habitualmente malos para ir de compras, quedan aperados de estos artículos que les serán útiles durante un buen tiempo y se sienten contentos porque por fin podrán dar de baja esos calcetines con papas.

Ya intenté durante varios años jugar a encontrar el regalo perfecto. Resultado, los calcetines y los pijamas siempre son los que mejor se ajustan a mi padre.

Para que tengan una idea de lo que le he regalado a lo largo de mi vida:

Lápices: terminan destruidos, sin el resorte interno. Por algún motivo, le gusta desarmarlos y termina perdiendo una pieza elemental.

Cargador de batería portátil para auto: no sabe cómo cargarlo ni tampoco cómo se usa.

Celular: no lo usa habitualmente, no se sabe el número de nadie, nunca lo carga, no sabe leer mensajes de texto, se le queda.

Corbatas. Pantuflas (pero de cuero). OK

Ropa: no le queda bueno o no le gusta el modelo moderno. Una vez le achunté con unas camisas.

Banderín del Everton: ahí está guardado adentro del closet.

Otros.

Si bien este día es uno de los tantos más inventados por el comercio, no está de más darle un regalito al papá para mostrarle cuánto lo queremos. Un almuerzo en familia probablemente para él sea el mejor regalo. Pero si aún no han decidido qué regalarle, háganme caso con los calcetines o los pijamas, siempre dan resultado.

miércoles, junio 15, 2011

Autocontrol

Algunas Empresas tienen dentro de su organigrama un departamento de autocontrol. Esta entidad puede estar constituida por una o más personas que deben velar por el cumplimiento de los procedimientos establecidos tanto de trabajos específicos como de desarrollo de distintas labores y tareas.

Dentro de este marco, el no cumplimiento de un requisito, ya sea interno o externo, da curso a un reclamo, sugerencia, no conformidad e incluso despido, Uds. deciden como quieran llamarlo. La finalidad del autocontrol es determinar qué se está haciendo mal para poder lograr cambiar o mejorar o bien, evitar que algún evento desafortunado ocurra.

Si las Empresas formadas por distintas personas, con distintas disciplinas, formación y experiencia son capaces de llevar correctamente este sistema dentro de ciertos parámetros establecidos, me pregunto ¿por qué los humanos tenemos tanta dualidad de ideas para cuidar nuestros cuerpos y por ende, nuestras vidas?

Trabajo desde hace un tiempo en mantención de sistemas de gestión de calidad por norma ISO 9001 y dentro de los requisitos fundamentales están la satisfacción del cliente y la mejora continua. Para el tema que planteo, mi cliente soy yo misma, mi cuerpo y mis auto-requisitos, porque dependerá de lo que yo haga si mi cuerpo se siente a gusto o si me enfermo o lo hago sufrir. La mejora continua es una meta constante, perfeccionamiento a nivel de formación, mantenerme joven dentro de lo que sea posible, lograr tener buenas relaciones interpersonales y profesionales, cumplir mis metas personales en el ámbito familiar, entre otras… Con todo este análisis podría pensarse que tengo toda mi vida bajo control, pero ¡no!

Ejemplos:

- No fumo más. No he logrado cumplir mi meta propuesta, a pesar que he estado tiempos cortos sin hacerlo. De una u otra forma vuelvo al vicio, casi sin quererlo (típica excusa del adicto). A pesar de todo lo mal que me hace, la pérdida de plata que significa y de lo que me acorta la vida, lo sigo haciendo. Primer FAIL de mi autocontrol.

- No beberás al manejar. Lo he intentado, pero no al punto de evitar una cerveza. Es una irresponsabilidad tremenda, lo sé, pero bien. Hago mea culpa. El autocontrol en este caso es delegar el manejo a otra persona o definir quién es el que está autorizado a beber (más) esa noche.

- Yo no como grasas ni comida chatarra. Si bien no soy asidua consumidora de grasas y afines, caigo en la tentación de comer una porción gigante de papas fritas, una pizza completa o un par de hamburguesas. Por este lado, el autocontrol lo definen las lucas disponibles para gastar en el momento. Afortunadamente no me hago el tiempo para preparar estas cosas en casa, por lo que es algo menos habitual.

- No consumo azúcar directamente. Por lo general no consumo azúcar, ni en bebidas gaseosas ni en el café. Evito el azúcar en bolsa y cubitos. Puedo decir que para esto sí tengo autocontrol, aunque igual consumo en chocolates, postres, galletas y otros.

- Pensar antes de hablar o de actuar. Sí. Se aprende, pero se puede. Y se aprende cuando se toma conciencia de lo que una frase mal hecha provoca en el resto de las personas. Cuando se logra entender al otro y ser empático, entonces el autocontrol toma mucha relevancia. Creo que en este caso, he aprendido.

Si en las organizaciones es posible llevar un autocontrol, aunque no siempre resulte todo al 100%, también debe ser posible controlarse a sí mismo. Así lo demuestra las personas que meditan, que dedican su vida a un estilo de vida. Yo reconozco que no puedo dedicarme a meditar y a hacer deporte como quisiera porque mi ritmo de vida y mi trabajo no me lo permiten, pero sí me gustaría lograr en algún momento ese autocontrol en todos los aspectos de mi vida, para no hacerme más daño con cosas evitables y vivir varios años más de los que me auto-pronostico si sigo viendo así.

viernes, junio 10, 2011

Wendy Sulca

Si bien tengo capacidad de tolerancia con ciertos estilos ya sea de música o de vestir, tengo un límite y éste se manifiesta cuando aparecen personajes tan espantosamente raros como el Delfín, la Tigresa del Oriente o Wendy Sulca. Esta última me hace pensar en que probablemente mi ignorancia es muy elevada con respecto a las costumbres y vivencias de las culturas de los países al norte de nuestro país y que distan mucho de la evolución a la que hemos estado sometidos los chilenos tanto en educación como en tecnologías.

Por un lado llaman la atención las vestimentas usadas por estos personajes "famosos" en sus tierras. Pero también llama la atención que este tipo de “cantantes” se vuelven ídolos de otros los que quizás se ven reflejados tanto en su aspecto como en las letras de sus canciones.

Wendy Sulca se hizo conocida por su video cantando la canción "La Tetita" cuando tenía supongo yo unos 11-12 años, en la que le canta a una TETA, la que la tiene obsesionada porque de acuerdo a lo que dice la letra "de noche y de día pienso en mi tetita".

Otra canción espantosa es "Cerveza, cerveza" en la que comenta que está angustiada por tomarse una cerveza... una niña de 11 años queriendo tomarse una cerveza desesperadamente... discúlpenme pero O SEA JELOU!!! Según entiendo esta niña es seguida por niños y niñas de Perú, y por tanto estaría fomentando el alcoholismo en los niños…

Mi pregunta es: ¿la mamá se tomaría unas maltas con huevo antes de amamantarla que le gusta tanto la cuestión?

Esta niñita, ya no tan niñita, anda en Chile para una fiesta Kitsh en la Blondie, la invitaron al programa Bienvenidos de Canal 13. No sé si lo harán para burlarse públicamente de ella o de verdad hay buenas intenciones en la producción del programa.

Para mi gusto, esta chiquilla chilla como hiena, de cantar NADA, más encima le pone letra a pensamientos aberrantes… cuando pierda su virginidad quizás le cante una canción al que te dije también…