lunes, marzo 30, 2009

Salida de clases 13:00hrs


Hace unas semanas nos reunimos un grupo de papás del curso del colegio de mi hija en una parcela alejada de Concepción. Lo pasamos super bien, conversamos mientras se cocinaba un asado en un quincho que parecía cámara de gases porque el humo nos tenía medio asfixiados.


Dentro de las conversaciones con uno de ellos, salió el tema de la hora de salida de los chicos.

Hace un año, llegaba a pie a buscar a mi "petite", la mayor parte del tiempo llegaba antes que abrieran la reja... y recordé aquélla época en que yo era alumna y debía esperar casi una hora para que mis padres me fueran a buscar, lloviera, relampagueara o hiciera HAAAAMBRE. Nada perdonaba el hecho de que SIEMPRE era la última en irme de la portería del colegio (junto a mis hermanas)... y me llamaba la atención esas mamás tan devotas que a partir de las 12:10 hrs. ya se encontraban fuera del establecimiento tooodos los días esperando a sus diablillos.

No sería peor mi pesar, que teníamos que volver corriendo a las clases de las 15:00 hrs, porque antes de extenderse la jornada completa, nosotros teníamos clases en las mañanas y en la tardes. Probablemente eso haya generado esa casi nula conversación a la hora de almuerzo y esa forma tan particular de comer casi por las orejas para tragar lo más rápido posible...

Y se repite la historia, con la diferencia que jamás he llegado tarde a buscar a la pequeña. En ese sentido soy bien responsable y no pretendo hacerla esperar más de la cuenta (a menos que sea por un asunto muy importante), porque yo viví ese calvario y resulta bien penoso... el tema es que tampoco soy de esas madres "sin nada más que hacer" que se instalan a esperar a los niños... En una hora se puede hacer bastante más cosas que estar sentada en el auto mirando el aire pasar. Corren suerte aquellas mamás que se juntan a copuchar, por lo menos en ese caso podría justificarse... Y se me ocurrió lanzar el mensaje al aire con un papá y típico que uno la caga sin querer: saltó otra mamá que dice que ella todos los días está a las 12:15 hrs clavada en segunda fila porque sino después no hay donde dejar el auto... y una pelando, diciendo que cómo no van a tener nada mejor que hacer...

Lo interesante de la salida de clases es la variedad (sin considerar la cantidad) de vehículos tipo jeep-familiar de diversas marcas y estilos. Yo me conformo con mi Palio recién adquirido, chiquitito y rendidor... lo mejor de todo es que cabe en todos lados...

Me opongo a la idea de "acampar" afuera del colegio por un puesto para recoger a los pequeños, así como propongo que en esa cuadra se prohíba el estacionamiento a la hora peak de salida de clases de los cabros, porque el taco que se forma en Chacabuco con Aníbal Pinto llega a ser estresante, más aún si consideramos que muchos de estos padres son absolutamente indiferentes al momento de estacionar sus autos en doble fila, sin intermitente y peor, sin conductor...