sábado, noviembre 04, 2006

NO a la Celulitis

Este post es laaargo... pero está fácil de leer... para quienes les interese el tema.



Ya se habrán dado cuenta de que la celulitis no sólo la tienen las mujeres con sobrepeso. Las mujeres delgadas también la padecen, por lo que queda demostrado que, a pesar de que en mujeres más gorditas la presencia de celulitis es mayor, ésta no está ligada íntegramente al peso.

Existe una relación entre la formación de celulitis y la toxicidad del cuerpo. Esto se produce por la incompleta eliminación de desechos desde el colon, así como también, por un drenaje linfático deficiente (inadecuada eliminación de los desechos que se encuentran en los espacios entre células). También se hace una relación entre la celulitis y una mala circulación sanguínea.

La celulitis aparece cuando ingerimos más sustancias tóxicas de las que nuestro cuerpo es capaz de eliminar. Probablemente se deba a que no somos lo suficientemente cuidadosas con las comidas y las bebidas (sobretodo el alcohol), por fumar, tomar medicamentos, ser más sedentarias, o debido a que los mecanismos de limpieza de nuestro cuerpo trabajan con menos eficiencia a medida que pasan los años. Estas toxinas son almacenadas en una especie de bolsillos bajo la piel junto con grasa y líquido en áreas que generalmente están más alejadas de los órganos vitales del cuerpo como son los muslos, nalgas, abdomen o las caras internas de los brazos.

Se debe optar por un cambio radical en nuestro estilo de vida para detener las causas y revertir el daño que producen la celulitis, esto requiere, entonces, de mucho esfuerzo y perseverancia de nuestra parte.

Estuve leyendo y averiguando las principales estrategias anti-celulitis (también llamada piel de naranja). Éstas son las principales y más importantes

1- Dieta alta en alimentos crudos

2- Ejercicio regular (aeróbico o anaeróbico y de respiración)

3-Cepillado en seco de la piel. Hay una explicación de por qué y cómo funcionan.


Cada uno de los itemes van descritos a continuación...


DIETA RICA EN ALIMENTOS CRUDOS

El consumo de alimentos crudos también permite retardar el envejecimiento. Proporciona abundante energía y hace que nos sintamos anímicamente y emocionalmente mejor. Al aumentar la cantidad de alimentos crudos frescos y jugos recién exprimidos en nuestra dieta y eliminando muchos de los alimentos cocidos procesados y bebidas, se puede disminuir el número de toxinas con las que nuestro cuerpo tiene que lidiar, pudiendo eliminarse aquéllas que ya están almacenadas en los tejidos.

Sin el aporte suficiente de enzimas provenientes de alimentos crudos, la capacidad propia de nuestro organismo de producir enzimas tiende a disminuir y a agotarse, junto con su habilidad de reparación y desintoxicación. Por otro lado, gran cantidad de alimentos crudos y jugos exprimidos frescos, aumentarán el nivel de vitalidad de las células de todo nuestro cuerpo, eliminando el estancamiento que ocasiona la formación la celulitis.

El agua que proviene del jugo de los alimentos crudos es ideal para hidratar todos los tejidos y ayuda a limpiarlos.

EJERCICIO REGULAR

La falta de ejercicio contribuye a la constipación y empeora la celulitis. Durante el ejercicio, las vías de eliminación en el organismo son estimuladas por medio de una mejor circulación y transpiración. La constancia es lo más importante. La idea es disfrutar del ejercicio para hacerlo parte de una rutina. Es importante considerar entrar a un gimnasio que ojalá esté cerca de la casa, del trabajo o del lugar de estudios, donde podamos hacer ejercicios individuales o de grupo, entre 3 a 6 veces por semana. No debe olvidarse beber mucha agua mientras se está ejercitando para permitir una libre transpiración y ayudar la desintoxicación de la piel.

El ejercicio aeróbico (ejercicio que acelera los latidos cardíacos) hace que nuestros pulmones trabajen más duro, bombeando mejorando la circulación sanguínea y la eliminación de las toxinas que están estancadas, como también quemando grasas. Se puede elegir entre caminar enérgicamente, nadar, correr, andar en bicicleta o tomar clases de aeróbica en un gimnasio. Lo ideal es practicar cualquiera de estos ejercicios por lo menos tres veces por semana durante un tiempo mínimo de 30 minutos. El ritmo debe ser confortable, no demasiado acelerado tal que podamos ser capaces de hablar mientras se practican.

El ejercicio anaeróbico da forma y tonicidad a los músculos con pesas o máquinas. El músculo firme puede usar hasta 5 veces más oxígeno y nutrientes que el tejido blando normal. Este tipo de ejercicio quema más de la grasa almacenada en los pantanos de celulitis y ayuda también a eliminar las toxinas. Dos veces por semana debería ser nuestra meta mínima.




CEPILLADO DE PIEL EN SECO

Aunque no lo crean, hasta un tercio de los desechos del cuerpo pueden ser eliminados por la piel. El cepillado de la piel es una técnica europea bien comprobada que acelera la pérdida de desechos tóxicos a través de la piel y fomenta una mejor circulación linfática.

Para realizar esto es necesario un cepillo de cerda natural de mango largo o un guante de cáñamo áspero. Se encuentran en la mayoría de las farmacias, grandes tiendas y centros naturistas. Tanto la piel como el cepillo (o guante) deben estar secos. En caso de tener una piel muy sensible, se puede utilizar una toalla…

Se debe cepillar la superficie completa de la piel, excepto la cara, comenzando por los pies, incluyendo las plantas, subiendo a las piernas, por delante y detrás con amplios movimientos. Se cepillan también desde las manos hacia arriba por los brazos hasta el corazón y alrededor de los hombros, luego cepillar la espalda y las nalgas. En la parte frontal del cuerpo se cepilla un poco más suave, el abdomen, pecho y cuello. En la zona abdominal, se debe cepillar en forma circular según el sentido de las agujas del reloj. Cuando nuestro cuerpo se acostumbre a ello, se puede aumentar la firmeza del cepillado. Para máximos beneficios, es bueno tomar una ducha caliente después, luego cambiar a agua fría por tan sólo 30 segundos. Séquese bien. Esto representa una buena alternativa en aquellos días en los que no pueda ejercitar.

También ayuda los masajes reductores y descansar bien. Dejar el hábito del café y los cigarrillos (imposible para mí por el momento), evitar la sal y el azúcar en todas sus formas y beber jugo de fruta fresca exprimida y jugo de verduras a temperatura ambiente.

Un baño mineral casero de sales en la tina durante 20 minutos relaja bastante (aunque a mí me produce bochorno porque me gusta el agua caliente y termino mareada jaja). La piel queda con una exquisita sensación de suavidad.

Siguiendo estos pasos, podríamos lograr cambios positivos sorprendentes no sólo en nuestra apariencia sino que también en nuestra salud y bienestar general.

El esfuerzo y la perseverancia son la clave.

Fuente. El Guardián de la Salud.


PS. Este post es un plagio de un artículo que encontré durante el verano en el Diario "El Guardián de la Salud". Me pareció interesante y lo transcribí en enero... como escapaba de mi línea editorial, no quise publicarlo antes, pero considerando que son buenos consejos, y que además estoy llena de cosas por hacer (mi mente ha estado muy ocupada en el estudio) se los dejo para que lo vean...