lunes, febrero 25, 2008

Risa juajuajua

Un poder irrisorio del más allá se apoderó de mí hoy. Un alma de un payaso tomó posesión de mi mente, y me transformé en un chiste con patas durante el resto del día. Por esto, hoy hablaré de la risa.

"Me da risa mi risa". Es bastante absurda la oración, pero saben qué, sí me da risa mi risa. Me río como bruja malvada y un poco irónica, con una mezcla de relincho de caballo y unas gotas rebuzno de burro.

Me encanta reir. Río de las cosas más estúpidas que se les pueda ocurrir. Me río cuando alguien se cae, cuando me caigo, cuando tropiezo. Río cuando me equivoco, me río sola. Me río de mí, y por supuesto, me río de mi risa. El gran problema con esto, es que se transforma en un círculo vicioso y me llego a caer realmente mal a veces.


Y aunque me río de mí misma, no me gusta que se rían de mí. Supongo que tengo derecho a tomarme ciertas atribuciones...


Me cargan las sonrisitas falsas, pero caigo a menudo en esa hipocresía... Esa sonrisa de "¡qué rico verte!" y los dientes dicen "pucha, qué lata tener que saludar a esta weona". Y la conversación se extiende y las dos nos reímos de lo lindo... cuando no hay nada más que conversar también una sonrisa tiende a romper el silencio...




Lo que me parece más curioso en nuestro actuar es cuando alguien habla, se ríe... y uno se da cuenta que no le entendió nada de lo que dijo... Una de las alternativas (la que sería más lógica) es pedir que repita lo dicho, o la otra (mucho más fácil y no-conflictiva) es reirse no más... total, la persona queda feliz jajaja...


Me encanta reir. Ojalá pudiera hacerlo más seguido sin que me miren con cara de "está loca esta mina". ¿Se acuerdan de Taldo? ¿Han visto "El Chuña"? Por un lado, es repenca porque ambos personajes tienen problemas que no controlan y nosotros "amablemente" nos reimos de su condición... Ahí es cuando se ponen en equilibrio la capacidad de comprensión y la crueldad innata que poseemos todo... Qué lata que siempre en mí gane la parte cruel muajuajua!!!

Voto por reirme de todo... ya no me achaco por leseras... Cuéntense un chistecito para amenizar la cosa, jeje.


PD. Muy buenas vacaciones me mandé :)