martes, enero 10, 2006

Mi aventura con King Kong

Suena medio extraño el título... en realidad no tuve ninguna aventura con algún amigo llamado King Kong... tampoco estuve con el mono gigante en vivo... simplemente, fui a ver la película al cine hace dos semanas, y me ha dado vueltas en la cabeza.

Considerando que no soy muy amiga de la TV ni de la pantalla grande, porque pierdo el entusiasmo al poco rato de estar frente a una pantalla, y que además en la primera hora de película no aparece King Kong (uno llega a pensar que se equivocó de sala en el cine), la película me cautivó.

Como introducción, y sólo eso porque no pretendo contarles la película sino mis emociones al respecto, la película es casi la misma clásica de 1933, orientada en esa época, con el estilo de su director Peter Jackson. Un cineasta trepador, una actriz apasionada sin pega, un guionista lleno de amor, un grupo de hombres de barco, un actor arrogante, un adolescente que creció solo y el equipo de trabajo, y un gran gorila forman parte de los personajes de esta historia que a mí me conmovió...

Vi un niño que creció solo, al que se prohibía valerse por sí mismo, un chico rebelde, que quiso demostrar en cierto momento que era capaz de hacer algo por los demás...

Vi un actor que jugaba a ser héroe, pero que en el fondo todo lo que hacía era para elevar más su ego. Un típico hombre que cree que es el más mino, que es héroe en su película pero que a la hora de los "que hubo" es el más cobarde de todos. Egocéntrico, petulante, egoísta.

Vi un cineasta que a toda costa quiere lograr su objetivo, hacer una película donde se muestre lo que jamás se ha visto en la pantalla grande. Insensible ante el dolor ajeno y ante la muerte de aquéllos que dieron la vida por su sueño, intolerante y muy trepador.

Vi a un guionista desesperado y muy solo. Lleno de amor. Finalmente es el héroe de la película. No es muy agraciado pero me enamoré del personaje jeje.

Y por otro lado, King Kong tan noble... no lloré porque sé que era ficción... pero si hubiese estado en un estado de hipersensibilidad, hubiese llorado. Yo no creo que el mono se haya enamorada de la mujer en todo caso, lo vi más como que hubo un nexo afectivo muy fuerte entre los dos... más amor fraternal que cualquier otra cosa.

Vi la desesperación de una mujer que siempre quiso ser actriz, de hecho lo era, y se quedó sin trabajo. Una bella mujer, llena de sueños pero con muy pocas oportunidades. Se embarca en un viaje con desconocidos a jugársela por su sueño: actuar. Y conoce a un hombre que no es capaz de demostrarle amor. Todo estaba implícito... pero él nunca le dijo que la quería, él nunca pudo expresarle el amor que sentía. Se lo escribió en una obra... y le dijo que lo que él sentía estaba explícito en la obra que había escrito para ella...

Y como soy mujer, y media romanticona a veces, esto es lo quiero rescatar:

¿Por qué ser implícito teniendo las facultades para decirle textualmente, explícitamente, lo que ella le hacía sentir? ¿Por qué no fue capaz de decirle simplemente: "Te amo"? ¿Por qué basarse sólo en miradas para que ella entendiera que la quería?

Los hombres creen que una sabe exactamente lo que quieren decir a través de hechos... nosotras somos más de palabras... a veces los gestos dicen mucho, pero no lo suficiente para entender que de verdad nos quieren... ¿Qué les cuesta tirarse a la piscina y declarar el amor? ¿Es eso tan difícil?



No sé qué más decir con respecto a la película, porque no quiero contarles la historia, no es la idea. Después se enojan conmigo por haberlo hecho... Eso es todo... bien fome, pero tenía que hacerlo :P

(Tuve a mi King Kong, pero demostró ser la bestia que era no más... en algún momento sí hubo un nexo afectivo entre los dos, pero algo me lo quitó).


De paso, entren a la página de Francisco Hernández, le dejé un regalito.