miércoles, septiembre 10, 2014

Bingo!

Al menos una vez al año voy a un Bingo. Siempre son a beneficio de alguien o alguna institución. A excepción, obviamente, del que se juega en el Casino que es a beneficio solo de la pérdida de plata. 

Las reglas son siempre las mismas: Cada juego tiene 2 etapas. Primero el binguito y luego del bingo. El binguito puede ser una fila, una columna o cualquier figura que pueda lograrse con alguna parte de la figura mayor del bingo... ya, todos saben cómo se juega, para qué les voy a explicar más... 


¿Qué debe hacer la gente cuando completa un juego? SE DEBE GRITAR ¡¡¡BINGO!!!

Suena obvio, pero no señora, no señor!! La gente grita "Ehhh", "Aquí", "Wuuuu", "Bravo" o no grita nada y aparece como fantasma en el escenario. Las reglas deberían ser claras desde un comienzo. El que no grita "¡Bingo!" y el que no llega dentro de los primeros 30 segundos, tampoco debería tener derecho al desempate.

Confieso que, por lo general, los intermedios musicales nunca me han gustado, a excepción de uno que otro donde los artistas salvan. Pero bueno, son parte del programa. 

Y la comida. Empanadas de queso, sopaipillas, completos, torta, té, café o bebidas. Siempre se acaban las empanadas!!! y más encima hay que esperar como una hora para que llegue nuestro pedido ... Hay que llegar con paciencia desde antes. Las tortas que sobran se rematan al final del evento, así es que ten claro que comprarás la torta más cara de tu vida solo por ayudar al beneficio.

Lo más entretenido de los Bingos son las pruebas para ganarse algún pequeño premio: Quién tiene una aguja? Quién está de cumpleaños? Quién anda con un dólar o billete extranjero? Patente de auto terminada en 2? Alguna señora que ande con colaless rojo? Hay que andar cargado de cositas que no sirven para poder optar a ganar alguna cosa que sea.

Me gustan los Bingos. Nunca he ganado nada. En el último que fui gané el binguito junto a otros más y tuve que desempatar. Adivinen. Perdí.