martes, mayo 04, 2010

Verdad


Es probable que tu verdad sea muy distinta a la mía.. esa verdad subjetiva que depende de nuestra forma de interpretar las cosas, de ver las situaciones, de nuestra capacidad de recibir las críticas, la amplitud de mente para abordar ciertos temas...


Tu verdad puede ser distinta a la mía, pero no quiere decir que sea menos verdad ¿o sí?


Me preocupa tu pecepción de la vida, tu amargura constante por ser una víctima de esta sociedad. Me asusta que creas que está bien hacerle daño al resto por sobre tus propios intereses. No entiendo esa vida paralela que llevas, las mentiras que para ti llegan a ser verdad.

Las vivencias nos crean una percepción de las cosas distinta a cómo la perciben los demás... si me ha tocado sufrir y me he repuesto, logro ver el vaso medio lleno cuando lo paso mal. Pero quizás tú siempre lo veas medio vacío por no tener la capacidad de mirar más allá, de ser optimista, de sentirte bien con cosas simples.

Tu verdad sobre la vida, es distinta a la mía... yo no creo en Dios, no creo que poderes sobrenaturales. Sí creo en la fuerza de la naturaleza y la energía que irradia, más aún ahora que se ha manifestado y he podido sentirla. Para mí eso no se trata de un llamado o anuncio de Dios, pero quizás para ti sí lo sea.

Tu verdad sobre política no se acerca a la mía, porque no viviste lo mismo que yo, porque crees que los problemas sociales se resuelven d distinta manera de cómo yo creo que debe ser.

Y tu verdad, probablemente será distinta a la mía en muchas cosas. Yo pienso diferente a lo que tú crees. A veces pones palabras en mi boca porque creíste que dije algo, pero fue sólo porque así recibiste tú el mensaje. Si tengo mala cara es porque me duele la cabeza, no es porque te esté despreciando. Pero tu verdad te hizo pensar que era así.

Tu verdad puede ser distinta a la mía, pero no quiere decir que sea menos verdad ¿o sí?

Sólo espero que aunque nuestras verdades sean distintas, sea posible lograr una verdad cómoda para ambas partes. Si funcionara así, creo que habría menos guerra por ideologías, menos robos, menos maldad. Pero puedo estar equivocada... ésta es sólo mi verdad.