martes, septiembre 15, 2015

El destino


¿Será verdad que nuestro destino está escrito? Me cuesta creer que esto puede ser cierto. A medida que pasa el tiempo (y mi vida) me doy cuenta que aparecen personas y ocurren situaciones que tal vez si hubiera sabido que iban a ocurrir las podría haber evitado, o bien, por el contrario, de haber tenido conocimiento que por hacer tal o cual cosa hubiese logrado un objetivo, mejor habría hecho un esfuerzo para obtener el beneficio.


Uno se va encontrando con personas en la vida que de una u otra forma te marcan. Para bien o para mal. Uno no elige dónde nacer, pero sí puede decidir (dentro de las posibilidades) cómo vivir la vida. Se te cruzan individuos que pueden provocarte alegrías inigualables y otros que te dejan heridas que solo sanan cuando pasa el tiempo y logras perdonar (u olvidar). A veces nos equivocamos en las decisiones. Si el destino estuviera escrito... ¿habría alguna forma de tomar otro rumbo para evitar tomar esas decisiones erradas? Por otro lado, me pregunto por qué a veces decidimos vivir de forma amarga en vez de disfrutar lo simple de la vida. ¿Por qué intoxicarse con relaciones tortuosas?, ¿por qué trabajar en trabajos que no nos satisfacen? ¿Por qué una simple decisión puede traerte satisfacciones o problemas? ¿Cómo saber dónde no pisar para evitar caerse? 

Me gustaría tener una bolita de cristal y tener la capacidad siempre de tomar las decisiones correctas que me permitan no pasar malos momentos, que me indique dónde no caminar, dónde no entrometerme, dónde acertar. No me interesa conocer los números ganadores del Loto, sólo sería bueno tener claridad en lo que viene... esa incertidumbre del futuro a veces me mata. Me mata tanto que he decidido que el momento de vivir es ahora ya. Suena un poco lógico, pero en realidad no es tanto obvio. Me enseñaron a ahorrar para el futuro, a ser previsora. Lo soy, pero también siento que si no arriesgo ahora, no voy a disfrutar lo que tengo sino que lo que quizás alguna vez podría obtener. Y si no alcanzo? ¿Y si mi destino está definido hasta poco plazo y no soy la longeva que pretendo ser? Es ahora en que vivo. No sé si las decisiones de ahora sean las correctas. Nunca sabré. Creo que nadie lo sabe. 

Escuché una vez en TV que el ser humano es el único ser vivo que tiene conciencia sobre la muerte. El resto de los animales vive el día a día. No tiene miedo a la muerte hasta que le toca. Yo sí le temo a la muerte, pero en el sentido de o alcanzar a vivir mi tiempo de la forma en que quiero. He estado leyendo sobre meditación y cómo alcanzar estados de plenitud. Tomar conciencia de lo que nos rodea es el primer paso. El resto es aprender a vivir luego de tomar de conciencia... 

Hay que soltar todo lo que daña, soltar lo que no aporta a la felicidad. Despojarse de aquéllos que no le dan valor a tu vida y acercarse (y mantener) a aquéllos que te entregan cariño y se preocupan por ti. Lo único claro es que como no hay certeza sobre el futuro, hay que hacerse camino de la mejor forma posible para llegar al final con la menor cantidad de heridas y feliz.