lunes, octubre 19, 2015

Transformación del reloj

El reloj de la cocina era fome. Ha estado colgado en el mismo lugar desde que llegué a mi casa... hace más de 4 años.

Se me ocurrió que podía mejorarlo usando la técnica del découpage aunque la que yo ocupé es lo más básico de lo básico. Tengo una infinidad de materiales y herramientas para hacer manualidades y dentro de ellas, están las servilletas que compré en una feria de Materia Prima (también las puedes obtener en el Easy, el Jumbo o en alguna tienda especializada en materiales para manualidades).

En primer lugar, obviamente necesitaba el reloj:


 Como ven , es un reloj bastante simple. 


Lo abrí por la parte posterior sacándole los tornillos.


Quedó abierto y separé las partes.


Le quité las agujas para poder trabajar sobre la base lisa, teniendo en cuenta que sobresale el soporte de las agujas.


Elegí una de las servilletas que tengo en casa para poder pegarla sobre la base lisa.
Usé cola fría con un pincel empapado en agua y con pequeños golpecitos fui adhiriendo la servilleta en la superficie. Y voilà!  


Volví a poner todas las piezas en su lugar, No fue necesario pintar los números porque la servilleta es delgada y se translucen.

Sólo me queda la duda si dejar la madera de ese color o considerar pintarla blanco o celeste... será para otra ocasión

Cambié un reloj fome y aburrido, por uno con estilo, personalizado y único. Mío.