viernes, diciembre 19, 2014

Ciclistas

Cada vez que veo a familias completas paseando en bicicleta, con cascos y el bebé en la sillita trasera sonrío. Es una escena idílica que en esta época es posible ver cada vez más seguido. 
Me gusta el concepto de trasladarse por medio de la autopropulsión, ya que además de permitir hacer deporte de forma entretenida u obligada, la bicicleta es un modo de transportarse de forma sustentable y sin contaminar al medio ambiente.

Sin embargo, tengo sentimientos encontrados con los ciclistas urbanos. 

No suelo andar en bicicleta. Espero hacerlo pronto, ahora que renové una vieja bici y que ya está operativa lista para usarse. He sido durante muchos años una conductora de auto y siempre ando cargada con cosas que no puedo transportar en una mochila. ésta es mi excusa, aparte de ser una poto con ruedas. Como no tengo experiencia como ciclista, solo opino en base a lo que veo en la calle de mi ciudad.

Faltan ciclovías y espacios para la libre circulación de los ciclistas, sin que los vehículos tengan que estar esquivádondolos o tocándoles la bocina cada vez se les cruzan en el camino. Para los cobardes (precavidos) como yo, las aceras son una buena alternativa para la bici, aunque algunos cliclistas son muy imprudentes. Si tengo que salir a cletear, tenga por seguro que lo haré por la vereda, porque me da TERROR ir por la calle.

Las pocas ciclovías que hay, no son respetadas por los peatones. En el Parque Ecuador, hasta el trencito ocupaba la ciclovía para circular. Si se fijan, las ciclovías nuevas andan impeque, hasta que se le sale el color rojo al asfalto, se destiñe la demarcación hasta que termina convirtiéndose en un sendero plomo. 

Para qué decir que hay automovilistas que son tan patas de vaca que se estacionan sobre las ciclovías. Una vez vi cómo un ciclista increpaba a uno que se había estacionado tapando la ciclovía y el chofer del auto le contestó a puros garabatos y no movió el auto. Muchos automovilistas se creen dueños de las calles y no respetan ni a peatones.

Una cosa que me molesta mucho, es la falta de educación en el uso de las vías por parte de los ciclistas, Muchos no respetan los semáforos, otros no respetan el sentido de la vía y andan en contra del tránsito. Pero lo más complejo, son aquéllos que son ciclistas-peatones al cruzar los pasos de cebra. Si vas a cruzar como peatón, bájate de la bicicleta y luego cruza!!! Lo he gritado más de una vez. No pueden llegar y cruzar. No señor!! La gran mayoría no usa casco. Andan de noche sin reflectantes y corren un riesgo enorme. Es penca tener que evitar a un ciclista imprudente de noche que aparece de repente porque no se ve. Algunas recomendaciones en este enlace.

Si hay ciclovía, ¿¿por qué cresta no la usan en la calle Víctor Lamas??? Se entiende que en este tiempo está cerrado el parque, pero ya me encontré con varios wevoncitos que andan por la calle teniendo la ciclovía al lado, igual que en calle Michimalonco en San Pedro. 

Hechos los descargos, quiero dejar al margen un par de cosas:
1. Los perritos de ropa en los pantalones de tela para que no se ensucien con la cadena... Clásico.
2. Me gustan los cascos antiguos, setenteros, no esos aerodinámicos
3. Recién supe que mi bici es pesada, porque es de acero, pero puedo alivianarla con ruedas de titanio... o algo así entendí.
4. El CD en la rueda se ve chulo.
5. Me encantan las bicicletas con canasto
6. Los que roban bicicletas a los niños son unos rascas. 
7. Quiero salir luego a pasear en la bici renovada.


Andar en bicicleta es estupendo para la salud y la mente, ayuda a la economía doméstica y permite no contaminar. Pero es importante entender que ha ciertas reglas que respetar para que no corramos riesgos, ni ciclistas ni peatones ni automovilistas.