martes, noviembre 19, 2013

Blogs

Este blog lo escribo desde el año 2005 y si bien pasó por una etapa de gloria, ahora no lo escribo ni reviso tan seguido, sin embargo jamás lo he abandonado.

Por curiosidad revisé al azar algunos de los enlaces que tengo en la columna derecha de este blog y me di cuenta que ninguno de los bloggeros con los que compartía anécdotas y comentarios siguen siendo parte de la blogósfera (insisio que los revisé al azar). Algunos cerraron sus blogs y otros lo dejaron de escribir desde hace tiempo.

Entiendo que teniendo Facebook y Twitter hayan cambiado las formas de comunicar las emociones y opiniones, sin embargo, creo interesante analizar cuál fue el efecto que tuvieron los blogs en esos años maravillosos (2006-2007-2008) donde muchos de nosotros logramos conocer una parte de otro por medio de estas líneas. No creo que hayamos dejado de comunicar, es la forma. La gracia del blog es que uno puede extenderse cuánto le dé la gana y quien quiera darse el tiempo - o la lata - de leer, lo hará. En las redes sociales te pueden bloquear, ignorar e incluso ocultar. La lectura de un blog es absolutamente voluntaria, ni siquiera pasa por cumplir.

Recuerdo con mucho cariño esos tiempos de bloggera obsesiva. Me decían que era un ícono blogger de Concepción, lo que no me dejó indiferente, porque las temáticas que yo trataba en este espacio eran casi puras críticas a temas que estaban ocurriendo y reconozco que era bastante más agresiva que ahora... y esa forma de hablar no era tan común. Es distinto ahora. En Twitter leo una barbaridad de insultos y opiniones agresivas sin fundamentos que muchas veces dejan harto que desear. Por lo menos en estos espacios uno debe a sus lectores un poquito más de "explayamiento" en las ideas que plantea.

Me da gusto leerme (revisar los antiguos escritos) porque lo hago con cierta nostalgia. noto un cambio importante en mi forma de ver las cosas, la vida e incluso en la forma de opinar... madurez dicen que se llama eso jeje.

Para terminar solo diré que no dejemos de manifestar nuestras opiniones, sea de la forma que sea. Aprovechemos que tenemos espacios de expresión libre, que tenemos derecho a decir lo que pensamos sin miedo. Y por otro lado, sería lindo saber cómo están mis ex-colegas bloggeros.


Foto de esos tiempos... juajuajua, cuando me presentaron como candidata a Miss Blogger. Qué chistoso!

1 comentario:

  1. Qué bien!! Te tengo en mis marcadores desde el 2005... ahora voy a leer lo último :)

    ResponderEliminar