lunes, agosto 02, 2010

Cuando te ven cara de idiota

No sé si a Ustedes les pasa pero a mí varias veces me han visto la cara de idiota. No sé si es porque me ven cara de pendeja o mi cara redonda del tipo emoticón me hace ver poco seria o quizás me pego unos tartamudeos, o a veces no me sabido expresar correctamente... no sé qué será, pero hay algo que me hace creer que las personas que atienden consultas médicas, servicio al cliente en los bancos o en los mostradores de perfumes las capacitan para tratar a las personas en el mode "a prueba de tontos".

Hoy me hice un examen, llegué con mi orden médica y mi bono. Aparte de mi persona, había un hombre sentado en un sillón. La secretaria me pregunta amablemente: ¿qué número tiene? Emmm, ninguno, ¿será necesario? Es que el caballero está también esperando... a lo que el hombre responde con una negación de cabeza. Pensaba para mí misma, si somos sólo dos personas veo poco necesario estar gastando recursos en algo que se puede controlar entre personas educadas. La mujer sin mucha lectura de mi orden médica me envió al segundo piso a hacerme una eco... Epa!! Vengo a hacerme unos rayos X, por favor lea la orden completa.

Lo peor es esa voz de mierda de telefonista con boca fruncida... me carga, te hablan como si tuvieras menos de 1 año con sus añuñucos y wevadas, y siéntese y espere que la llamen ¿ya? mmmm no pensaba hacer otra cosa en realidad.

Cuando me quieren ver la cara de idiota lamentablemente me pongo idiota y odiosa...


1 comentario:

  1. Los servicios generan personajes autómatas casi seres no pensantes tomados de la mejor película del regreso de los muertos vivientes a atender los requerimientos de un gran segmento de usuarios definitivamente que califican como idiotas.
    Para que nos engañamos, mucha gente que va a un simple examen ni siquiera es capaz de tomar determinaciones por hacer lo mas mínimo de motu propio, vale decir, esperan la instrucción, la voz wevona y el añuñuco que les indique, tome asiento, saque un vasito con agua, allí están las revistas, y finalmente la cúspide de la idiotez se expresa en gloria y majestad, cuando no obstante existir un visor en el cual aparece el famoso número “SU TURNO” este personaje autómata, grita a viva voz, SETENTA Y OCHO quién tiene el SETENTA Y OCHO.
    Tenemos un público preparado para ser tratado como idiota y pues bien, cuando llega uno que no, simplemente el autómata y la masa lo tildan de mal educado.
    Vivan los mal educados entonces. No me referiré a las odiosas porque con una ya tengo suficiente. Jajaja.-

    KmikC

    ResponderEliminar